Guillermo Rovirosa, catalán internacionalista y solidario

1133

Guillermo Rovirosa Albet nació en Vilanova y la Geltrú en 1897. Ingeniero de sólida formación científica, recibió felicitaciones por parte del mismo Albert Einstein cuando visitó Barcelona. Cristiano converso. Represaliado por el franquismo, su intervención fue decisiva en el lanzamiento del apostolado obrero en los años cuarenta. Fue el primer presidente de la Editorial ZYX.

Guillermo Rovirosa (1897-1964) fue el tercero de tres hermanos. De su padre aprendió un insobornable amor a la verdad, a pesar de los problemas que ello podría traer; de su madre una gran entereza ante la enfermedad y una viva religiosidad. Conoció el dolor de la horfandad y el falso cristianismo (el cristianismo burgués) le hizo perder la fe… y se hizo perseguidor de la Iglesia.

Desde muy joven destacó su capacidad intelectual y antes de ser ingeniero ya había publicado dos libros sobre electricidad. Padeció tuberculosis y conoció a su esposa de amor y plegaria: Caterina. Juntos marcharon a París y allí se convirtió.

Vueltos a España conoció los horrores de la Guerra Civil. Por su honradez profesional sus compañeros le eligen Director del Comité Obrero de empresa; por ello fue condenado a la cárcel por los vencedores de la Guerra.

Al salir de la cárcel continúa con sus inventos y se apunta a la Acción Católica. Cuando la Iglesia se propuso tender puentes con el mundo obrero Rovirosa fue el primer militante. Colaboró desde la HOAC al lanzamiento de un periódico obrero que llegó a la mesa del gobierno y fue cerrado. Así se hermanaban la Iglesia y el movimiento obrero. Pero la tarea de formación de militantes continuó mediante cursillos, boletines, asambleas y todo tipo de acciones apostólicas… mientras el PSOE se iba de vacaciones. Las presiones politiqueras le acabarían apartando.

A partir de ese momento alterna su vida entre el pequeño piso de Madrid y Montserrat. Escribe entonces aquellos libros sobre la economía fenerista (basada en el interés), el capitalismo, el comunismo, el bautismo, la virtud de escuchar… Escribe con profundo conocimiento, maestría, brillantez y amor. Hoy, sus escritos son más actuales que ayer.

Metido de lleno en esas reflexiones acepta presidir la editorial ZYX (la más importante editorial obrera antifranquista) para continuar la promoción de pobres desde la acción cultural solidaria. Así le llegó la muerte a quien se entregó sin descanso. Hoy está en proceso de beatificación.

Mas información:

ALGUNOS DE SUS PENSAMIENTOS:

«Siempre estaré donde únicamente los pobres dirijan su vida personal y colectiva»

* * *

«Es negativo todo mito (Estado, raza, prestigio nacional, partido, clan, riqueza, casta, imperio) que para sostenerse necesita víctimas humanas, sacrificándoles a veces la vida física, o su dignidad, o su libertad, o sus posibilidades de perfeccionarse».

* * *

«Ni el sistema capitalista de vivir en alquiler, ni el comunismo de vivir en un cuartel tan grande como el país, son compatibles con la posibilidad de que las familias puedan formar comunidades humanas».

* * *

«Todos sabemos que en los últimos cuarenta años los países llamados civilizados se han esforzado por establecer leyes («letra») que moderen aspectos de injusticia, y hay que reconocer que se ha logrado bastante. Pero el sistema sigue siendo el mismo… No se trata por consiguiente de corregir lo existente, dejando intacta su raíz, sino de cambiar el sistema».

* * *

«La banca, esa diosa prepotente cuyos templos magníficos y esplendentes ocupan los lugares de honor en nuestras ciudades, asienta todo su poder en el arrendamiento del dinero pagando un canon mezquino a los que depositan en ella sus fondos, que se utilizan en operaciones de la máxima rentabilidad.

Unos pocos lucrándose con el dinero de unos muchos».

* * *

«El día que se lo propongan, los capitalistas invadirán todo el planeta de coches, televisiones y artefactos inútiles de toda clase, como las mejores armas para destruir el mundo obrero».

* * *

«En el mundo, más que un global reparto de la riqueza, lo que conviene es un equitativo reparto de austeridad».

* * *

«Ni fronteras ni banderas»