Informe del Banco Mundial. La Brecha entre ricos y pobres se agranda.

2141

La lucha contra la pobreza es crucial para la paz en el mundo, pues se sigue ensanchando la brecha entre ricos y pobres, afirma una encuesta de ´líderes de la opinión´ en 48 países que acaba de publicar el Banco Mundial (BM). Ya es sabido que el principal problema para la Paz es la existencia de 4/5 partes de la Humanidad hambrientas. Y esta situacion salvaje genera guerras en el mundo: actualmente 74 silenciadas mayoritariamente. Esta situación de injusticia imperialista exige responsabilidades. ¿Cuándo se pedirán al Banco Mundial, al FMI y a los Gobiernos y pártidos cómplices con su silencio?
El informe señala que la lucha contra la pobreza es crucial para la paz y la estabilidad en el mundo, pues se sigue ensanchando la brecha entre ricos y pobres, afirma una encuesta de «líderes de la opinión» en 48 países que acaba de publicar el Banco Mundial (BM). La encuesta «confirma la opinión de muchos, incluido el Banco Mundial, de que si nada se hace para combatir la pobreza más aplastante, la paz y la estabilidad no son más que un sueño lejano», dijo el presidente de la institución James Wolfensohn.

El BM ha sido criticado por muchas organizaciones porque durante medio siglo ha promovido, junto con el Fondo Monetario Internacional (FMI), las políticas de ajuste estructural cuya aplicación ha estado acompañada por un aumento de las desigualdades y empobrecimiento en casi todo el mundo. «El Banco Mundial es un experto en este asunto», dijo Dough Hellinger, director de The Development GAP, una organización que ha estudiado y criticado los programas del BM y el FMI por más de una década.

«La historia demuestra que las políticas que promueve el BM han creado pobreza e inestabilidad», añadió Hellinger. «En tanto el Banco no cambie las políticas que promueve a los países, no tiene estatura moral para hacer comentarios sobre la pobreza», afirmó el experto. Para llegar a la conclusión que sus críticos repitieron durante dos décadas, el BM recurrió a la firma Princeton Survey Research que entrevistó a más de 2.600 individuos en 48 países de todas las regiones del mundo que ocupan puestos prominentes en gobiernos, medios de comunicación, sociedad civil, universidades, sector privado y sindicatos.

La idea de que si no se hacen esfuerzos mayores para reducir la pobreza tampoco se alcanzará la paz y la estabilidad global, fue compartida firmemente o en cierto grado por el 96 por ciento de los encuestados en América Latina, Caribe y Oriente Medio, el 92 por ciento en Europa y Asia Central, y el 98 por ciento en Africa Subsahariana.
Una década después que el BM proclamase la «reducción de la pobreza» como su mayor prioridad, el 72 por ciento de los encuestados en América Latina y Caribe opinó que en los últimos años se ensanchó la brecha entre ricos y pobres. La percepción de que la desigualdad entre ricos y pobres se acentuó la compartió el 85 por ciento de los encuestados en los países de Europa y Asia Central; el 84 por ciento en Oriente Medio y norte de Africa, y aún el 77 por ciento en los países ricos.

La idea de que la desigualdad social no sólo se hizo más ancha sino que sigue creciendo es muy firme entre el 74 por ciento de los «líderes de opinión» en América Latina y Caribe; el 82 por ciento en Oriente Medio y Africa Septentrional, y el 55 por ciento en los países ricos.

El informe completo se encuentra en: www.bancomundial.org