¿Qué hace un parado?

2228

¿Un parado duerme y descansa al llegar la noche?. Cuando llega la noche piensa en el trabajo que no tiene y como va a conseguirlo, cuando llega la mañana piensa donde ir para conseguirlo, cuando llega la tarde piensa con quien hablar para una oportunidad de trabajar, y así llega de nuevo la noche a la cama y a dar vueltas para ver donde ir al día siguiente.

Un parado necesita dinero a diario para buscar trabajo, para desplazamientos, ropa bonita de vestir para hacer las entrevistas y aparentar ser una persona seria con buena presencia, agradable a la vista y que no aparente su situación de pobreza o necesidad.

Un parado necesita reciclarse formativamente, debe hacer como poco, cursos que le aumenten su currículum. También ha de llevar la idea de que a pesar de todo no puede pensar en su vocación, en su profesión, solo en que le ofrezcan lo que sea, él lo cogerá. Aquí no puede pensar en su interés y esfuerzo por lo que se preparó con toda ilusión. Y si en su día sólo hizo los estudios obligatorios está apañado, ya sí que no tiene ninguna posibilidad de derechos, gustos, actitudes que le ayuden a su promoción… ¿promo… qué? Esto es como hablar en chino …

Pero a un parado esto se le agrava cuando no es él, sino que tiene una familia detrás dependiendo de él, mujer, hijos, abuelos etc. Entonces sí, para este hombre y esa mujer no existe otro mundo, su cabeza y su corazón están permanentemente en el mismo problema y pensamiento: ¿qué haré hoy de comida y con qué para que nos llegue para todos?, ¿dónde buscaré ayuda?, ¿a quién le puedo hablar de mi situación que ya no podemos aguantar más?.

Todos los pensamientos son urgentes e individualistas, no te dejan ver que no es tu situación, es la situación de 6 millones de españoles y yo sólo no me lo puedo plantear.

 Que la urgencia del día a día te deje pensar en moverte con otros con los que quieren luchar, es lo más difícil, pero también es lo más necesario, es imprescindible y hasta que no lo veamos y hagamos esto no va a cambiar, debemos forzar, presionar para que esto cambie radicalmente.