La banca rescatada tiene a 41 consejeros y directivos con salarios e indemnizaciones que vulneran la ley

1446

Liberbank, BMN, Caja 3 y Banco CEISS, que han recibido dinero público para su recapitalización, tendrán que subsanar esta irregularidad a lo largo de este año. La cúpula de la banca pública cobró 57 millones entre 2011 y 2012.

El Real Decreto, de febrero de 2012, realizó una importante purga en la retribución de las cúpulas de los bancos que habían recibido ayudas del FROB.

Sin embargo, las cuatro entidades que conforman el Grupo 2 (Liberbank, BMN, Caja 3 y Banco CEISS) cerraron el pasado ejercicio con 41 consejeros y directivos cuyos salarios e indemnizaciones superan los límites marcados por los decretos de febrero y agosto. El Banco de España les ha puesto a estas entidades como fecha límite el 15 de marzo para informarle de las medidas y decisiones adoptadas para ajustar las condiciones retributivas de cada directivo.

Así consta en un informe elaborado por el Banco de España, enviado a Jesús Posada, presidente del Congreso de los Diputados, al que se ha tenido acceso. Según el documento elaborado por el supervisor, estos cuatro grupos cuentan con 22 consejeros, entre ejecutivos y no ejecutivos, con una retribución por encima de la ley. Además, un total de 19 consejeros cuentan con indemnizaciones por cese que superan el límite de las dos anualidades marcado por los decretos Guindos.

En este aspecto, el grupo Caja 3 cuenta con 13 directivos que superan el límite de las dos anualidades por cese. De ellos, un total de 11 son actuales directivos del banco y los otros dos corresponden a las antiguas cajas que conforman el SIP (1 de Caja Círculo y otro más de Caja Badajoz). En el caso de CEISS, el banco de Caja España-Duero, cinco directivos tienen previsto en sus contratos una indemización por encima de lo reglamentado. Como reconoce el Banco de España en su informe, la entidad presidida por Evaristo del Canto "tiene cursadas instrucciones para que no se liquiden importes superiores a los límites, aunque todavía no ha formalizado estos límites en los contratos".

Autor: Miguel Alba