La carrera por el litio africano: ¿una oportunidad para el continente?

1005

Las riquezas minerales en África suelen ser fuente de miseria y violencia. ¿Ocurrirá lo mismo con el litio?

África posee del 30 al 75% de las reservas mundiales de litio, fosfato, cobre, cromo, manganeso, oro, platino, diamantes y aluminio. Algunos de ellos, como el litio, son minerales fundamentales para la llamada transición energética, es decir, el paso de una economía basada en el petróleo y el gas a una basada en fuentes renovables. Zimbabue, -país donde se celebrarán las elecciones presidenciales el próximo 23 de agosto-, cuenta con las mayores reservas de litio de África, que son también las quintas del mundo en reservas de este mineral. En 2018, Zimbabue y Namibia se encontraban entre los diez principales productores de litio del mundo. Se espera que Zimbabue pueda satisfacer el 20% de la demanda mundial total en los próximos años. La mina Bikita, en la provincia de Masvingo, en el suroeste del país, es la mina de litio más grande de Zimbabue y contiene alrededor de 11 millones de toneladas del mineral.

Roma (Agencia Fides) –

A estas reservas conocidas se suman las de la República Democrática del Congo que podrían ser las mayores del mundo, convirtiendo a la RDC en uno de los principales proveedores mundiales de litio. Entre las principales minas de litio en la RDC está Manono, que contiene alrededor de 6.640.000 toneladas de litio, según estimaciones de septiembre de 2022; así como la mina Gatumba-Gitarama. Por otro lado, está Malí, cuya principal mina es Goulamina con 1.570.000 toneladas de litio, y Bougouni con 236.500 toneladas. Nigeria tiene algunas de las reservas de mineral de litio más prometedoras de África. Sin embargo, la producción de Nigeria se ha detenido actualmente en unas 50 toneladas de mineral extraído en 2019.

China, Estados Unidos, Australia, Canadá, India y Europa compiten por el litio africano. Beijing lidera actualmente la carrera también gracias al hecho de que China ya controla el 60% de la extracción y refinación mundial de minerales, en particular litio, cobalto, níquel y manganeso. En cuanto al litio, la presencia china se ha visto reforzada gracias a que tres empresas chinas han adquirido participaciones en las minas de litio en Zimbabue, como parte de la política de Pekín de diversificar la oferta de este mineral, especialmente ahora que China es el mayor mercado de coches eléctricos del mundo. China tiene una fuerte presencia en el sector minero de la RDC, sobre todo, en la producción de cobalto y litio. Las empresas chinas han lanzado proyectos no solo para la extracción sino también para la refinación del litio en la RDC y en Zimbabue. Compitiendo por la presencia china en las minas de litio africanas se encuentran empresas estadounidenses, australianas, canadienses, indias y europeas.

Esto podría generar más críticas occidentales por el hecho de que China está priorizando sus propios intereses a expensas de las naciones africanas. De esta forma, alentarían la oposición en África a las inversiones mineras de Beijing. El temor se basa en el impacto ambiental y social de los procesos mineros, como el desplazamiento de las comunidades locales y el daño ambiental resultante de la extracción y el procesamiento de minerales, que requieren movimientos de tierras que podrían ser perjudiciales tanto para el suelo como para las reservas de agua.

En este marco, se espera que la demanda de litio por parte de los fabricantes de baterías aumente un 83% para 2027. Esta podría ser una oportunidad excepcional para que los países africanos fortalezcan el peso económico global del continente e incrementen su posición en el contexto internacional.
(L.M.) (Agencia Fides 19/8/2023)