La Francia «socialista» aumenta la expulsión de extranjeros pobres sin documentos.

1902

Representa un alza del 11.9%” respecto al 2011, según reconoció el entorno del ministro del Interior, Manuel Valls, al diario Libération, confirmando la revelación que el periódico brindó horas antes. Sarkozy, había prometido en su campaña deportar a 40.000 extranjeros por año si era reelecto.

El presidente socialista Francois Hollande asumió el poder el 15 de mayo.

Su predecesor, el conservador Nicolas Sarkozy, había prometido en su campaña deportar a 40.000 extranjeros por año si era reelecto.

Libération sostiene que en los primeros meses del 2012 muchos jueces se pronunciaron a favor de expulsiones inmediatas anticipando la decisión de la Corte de Casación de julio, que estipuló que el hecho de no poseer documentos o permiso de residencia vale para considerar al extranjero como un delincuente.

Para representar este incremento récord de deportaciones, a modo de comparación, el diario recordó que en 2001 se realizaron 9.000 expulsiones, 24.000 en 2006 y 28.000 en 2010.

Valls, excluyó a fines de noviembre cualquier modo de regularización masiva, como lo había prometido en su campaña Hollande, y sostuvo que continuará con las 30.00 regularizaciones anuales como sus predecesores.

* Extracto