La Iglesia se fortalece en el testimonio cotidiano y en la Gracia del martirio

2458

Palabras de D. Ricardo Blázquez en el curso de Fe y Cultura sobre la Iglesia perseguida en el Aula Malagón-Rovirosa.

D. Ricardo señaló en su intervención como los mártires en la Iglesia han dado luz a las vidas de muchas personas dentro y fuera de la Iglesia.

La ponencia sobre el mártir cristiano profundizó en las características comunes del martirio de los cristianos en la historia, amor a Dios, amor a la verdad,  vida entregada, perdón hacia los verdugos, sin hacer ostentación y sujetos a la providencia.

Los santos (y sobresaliendo los mártires entre estos) son el mejor fruto del Espíritu Santo, afirmó D. Ricardo; en ellos la esperanza de la vida eterna no queda defraudada, siendo Jesús el primer mártir, el que abre camino.

En la misma charla se hizo referencia a las cartas de Tertuliano (Exhortación a los mártires), donde se describe la experiencia del martirio de los cristianos en Cartago desde los primeros tiempos, siglo II, de las que extraemos estas palabras del capítulo II.

Puede el cuerpo estar encarcelado y la carne oprimida, pero para el espíritu todo está patente. ¡Sal, pues, con el alma! ¡Paséate con el espíritu, no por las umbrosas avenidas ni por los amplios pórticos, sino por aquella senda que conduce a Dios! ¡Cuántas veces la recorras, tantas menos estarás en la cárcel! ¡El cepo no puede dañar tu pie, cuando tu alma anda en el cielo!

Tertuliano