La voz de Pío XII , a favor de las víctimas

2009

Pío XII dijo en el radiomensaje de Navidad en 1942: 'que centenares de miles de personas, sin culpa propia alguna, sólo en razón de su nacionalidad o estirpe, son destinadas a la muerte o a un progresivo deterioro'…
Pío XII dijo en el radiomensaje de Navidad en 1942: «que centenares de miles de personas, sin culpa propia alguna, sólo en razón de su nacionalidad o estirpe, son destinadas a la muerte o a un progresivo deterioro»  refiriéndose de forma clara a la aniquilación y proscripción perpetrada contra judíos y personas de otras razas o naciones, según recordó Benedicto XVI en el aniversario de la muerte de Pío XII.

Benedicto XVI también recordó: «que actuó muchas veces, (hablando desde un trono usado habitualmente por el papa Pacelli, en la defensa más clara hasta ahora hecha a ese nivel ) en secreto y silenciosamente, porque, a la luz de las concretas situaciones de aquel complejo momento histórico, intuyó que sólo de este modo podía evitarse lo peor y salvar el mayor número posible de judíos.

 Por estas intervenciones suyas, le fueron dirigidos al final de la Guerra numerosos y unánimes testimonios, así como en el momento de su muerte, por las más altas autoridades del mundo judío, como por ejemplo por la ministra de asuntos exteriores de Israel, Golda Meir, que escribió: » cuando el martirio más espantoso ha golpeado a nuestro pueblo, durante los diez años de terror nazi, la voz del Pontífice se ha levantado a favor de las víctimas» terminando:»Lloramos la pérdida de un gran servidor por la paz».

 Para Ratzinger, «el debate histórico sobre la figura del siervo de Dios Pío XII, no siempre sereno, ha olvidado poner de relieve todos los aspectos de su poliédrico pontificado»