Liberado el católico indio que había sido condenado en Arabia Saudí por su fe

2516

El cristiano de origen indio Brian Savio O’Connor, detenido hace más de siete meses en Arabia Saudí a causa de su fe, fue excarcelado y expulsado de Riad . La liberación «sin condiciones» de O’Connor –se han suprimido los cargos formulados en su contra— se ha producido después de una campaña internacional de solidaridad emprendida por Dayal, presidente de «All India Catholic Union», organismo que representa a 16 millones de católicos indios…



Brian Savio O’Connor ya se encuentra en Bombay

RIAD/BOMBAY, miércoles, 3 noviembre 2004 (ZENIT.org).- El cristiano de origen indio Brian Savio O’Connor, detenido hace más de siete meses en Arabia Saudí a causa de su fe, fue excarcelado y expulsado de Riad el lunes pasado.

Así lo confirma «Middle East Concern» (MEC) –una organización a favor de los cristianos en Oriente Medio–, que desde hace meses sigue la situación de O’Connor, de 36 años, originario de Karnataka (sudeste de la India).

Detenido el pasado 25 de marzo en Riad por la «Muttawa» –la policía religiosa saudí–, O’Connor, de confesión protestante, fue torturado y amenazado de muerte si no renunciaba a su fe.

El 15 de septiembre le fueron imputados cuatro cargos: posesión de alcohol, posesión de dinero obtenido por la venta de alcohol, posesión de vídeos pornográficos y posesión de Biblias para su actividad de predicador cristiano.

El acusado, su familia y MEC siempre desmintieron categóricamente las acusaciones –igual que sus empleadores saudíes– y manifestaron que Brian tenía en su casa algunas Biblias, entre ellas una en árabe, y que acogía periódicamente también en su residencia a un grupo de estudio bíblico de distintas nacionalidades, cuyos miembros estaban en Arabia por motivos de trabajo.

Brian admitió que empezó a orar y leer la Biblia en su domicilio tras el anuncio oficial de las autoridades saudíes que concedía a los no musulmanes en Arabia la posibilidad de practicar su fe en privado.

El pasado 20 de octubre los jueces condenaron a O’Connor a diez meses de prisión y trescientos latigazos por venta de alcohol, pero «sorprendentemente» –recalca «AsiaNews»– las otras acusaciones no se volvieron a formular como en anteriores ocasiones.

Rechazando el veredicto, O’Connor anunció que lo apelaría, a pesar de que el tribunal le avisó que el ordenamiento jurídico saudí prevé un endurecimiento de la pena si se considera al condenado culpable en última instancia.

El movimiento indio para los derechos civiles y la libertad religiosa está «entusiasmado» por la excarcelación de Brian Savio O’Connor, según manifiesta en un comunicado John Dayal, conocido activista indio a favor de los derechos humanos y la defensa de las minorías.

La liberación «sin condiciones» de O’Connor –se han suprimido los cargos formulados en su contra— se ha producido después de una campaña internacional de solidaridad emprendida por Dayal, presidente de «All India Catholic Union», organismo que representa a 16 millones de católicos indios, y secretario general de «All India Christian Council» –que representa a cristianos de diversas confesiones–.

En junio Dayal escribió al rey saudí Fahd bin Abdulaziz Al Saud solicitando un «proceso justo» para su compatriota. Después de conocerse la condena, el 26 de octubre volvió a dirigirse al rey saudí solicitando clemencia para O’Connor.

El 1 de noviembre fue embarcado en un avión rumbo a Bombay, donde recibió el abrazo de sus amigos. Durante estos meses de detención en Riad, ha fallecido su padre y una hermana. Brian Savio O’Connor había estado trabajando en la sección de equipajes de Saudia Airlines desde abril de 1998.

Con ocasión de la puesta en libertad de O’Connor, Dayal ha lanzado un llamamiento al gobierno indio para que actúe «con mayor empeño para ayudar a los ciudadanos indios que son arrestados en el extranjero bajo acusaciones falsas».