LULA PROPONE un MOVIMIENTO POLÍTICO MUNDIAL CONTRA el HAMBRE

1261

Lula, que encabeza una campaña internacional contra la pobreza desde que asumió su gobierno hace un año, dijo que el hambre era ´un arma de destrucción masiva y ha convocado a la creación de un gran ´movimiento político mundial´. ´Vamos a empezar a mandar cartas a todos los presidentes, pidiendo sugerencias para poder comenzar a gestar ese movimiento. Lo mismo deberían hacer los sindicatos, las iglesias y las ONG de Brasil, para sensibilizar a todo el mundo sobre el problema del hambre´, apuntó.

En un discurso para conmemorar el Hambre Cero, una de las principales banderas de su gobierno, Lula cuestionó la iniciativa de los países desarrollados, «enmarcados en la solidaridad» porque «sólo quieren ayudar a su propia producción agrícola».

Un año después de poner en marcha el programa Fome Zero (Hambre Cero), el presidente Luiz Inacio Lula da Silva ha convocado a la creación de un gran «movimiento político mundial» contra el hambre y prometió mantener los principios que impulsaron ese programa, que luego de ser elogiado en todo el mundo, recibió críticas por «su lentitud y desorganización».

En un discurso para conmemorar el Hambre Cero, una de las principales banderas de su gobierno, Lula da Silva cuestionó la iniciativa de los países desarrollados, «enmarcados en la solidaridad» porque «sólo quieren ayudar a su propia producción agrícola». «O creamos un movimiento político para resolver el problema del hambre o la solución será muy difícil», expresó el presidente quien la semana anterior lanzó en Ginebra una campaña de solidaridad mundial junto a sus colegas de Francia y Chile, Jacques Chirac y Ricardo lagos, y al secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Kofi Annan.

«Vamos a empezar a mandar cartas a todos los presidentes, pidiendo sugerencias para poder comenzar a gestar ese movimiento. Lo mismo deberían hacer los sindicatos, las iglesias y las ONG de Brasil, para sensibilizar a todo el mundo sobre el problema del hambre», apuntó.

Lula da Silva señaló, una vez más, que no quiere «ser el padre del niño ni sacar patente de la campaña, lo que quiero es el resultado final; si se resuelve el problema del hambre en el mundo, estaré satisfecho».

LULA INSTA A COMBATIR ARMA DE EXTERMINIO LLAMADA ´HAMBRE´

Sin embargo los líderes, entre quienes estaba el presidente de Chile, Ricardo Lagos, y el secretario general de la ONU, Kofi Annan, se abstuvieron de ofrecer un respaldo inmediato al pedido de Lula para que se imponga un impuesto a algunas transacciones internacionales, como en el negocio de las armas.

«Si queremos un mundo más seguro, debemos luchar por un mundo más justo y equitativo,» dijo el ex líder sindical brasileño convertido en presidente. «No puede haber paz sin desarrollo económico y ni paz ni desarrollo económico sin justicia social,» agregó.

Lula, que encabeza una campaña internacional contra la pobreza desde que asumió su gobierno hace un año, dijo que el hambre era «un arma de destrucción masiva (…) que mata 24.000 personas cada día y 11 niños cada minuto.»

A instancias de Brasil, los cuatro líderes se reunieron en Ginebra para pedir que se hagan disponibles más recursos internacionales para ayudar a las metas de desarrollo de las Naciones Unidas, incluyendo el objetivo de recortar a la mitad el número de personas hambrientas y con mala nutrición en el 2015.

Chirac dijo que el hambre era «crecientemente inaceptable» en un mundo que al mismo tiempo se hacía más rico al crecer el comercio, agregando que los 50.000 millones de dólares al año que según algunas agencias se necesitaría para resolver el problema, era «apenas una gota de agua….»

Sin embargo, la declaración de 15 puntos eludió incluir una decisión inmediata sobre el mecanismo para recaudar ese nuevo financiamiento.

En lugar de ello, expertos de Brasil y Francia se reunirán para examinar nuevos mecanismos de financiamiento, que podrían incluir algunos impuestos, como los propuestos por Lula, y posteriormente –en septiembre– presentarán un informe a sus líderes.

«En nuestras conversaciones, manifestamos nuestra preocupación por el excesivo énfasis que coloca la agenda internacional en temas relacionados únicamente con la seguridad, como el terrorismo y las armas de destrucción masiva,» dijo Lula.

Annan urgió a un alivio más sostenido de la deuda y oportunidades comerciales para los países más pobres.

Las naciones industrializadas deben abrir sus mercados a todos los productos de los países en desarrollo y eliminar los subsidios agrícolas que impiden competir a compañías rivales de países en desarrollo, dijo.

No obstante Chirac, cuyo país se beneficia de generosos subsidios de la Unión Europea, dijo a los periodistas que no creía el problema eran las dádivas que otorgan los Estados más ricos y que las exportaciones de los más exitosos países en desarrollo constituían la mayor amenaza para las naciones más pobres.


El hambre es un arma de destrucción masiva que mata diariamente a 100.000 personas. Desde Solidaridad.net nos alegramos de que crezca la conciencia de que el Hambre puede y debe desaparecer. Todos somos solidariamente responsables de esta guerra. Presionemos políticamente a nuestros gobernantes. El silencio nos hace cómplices…Colabora en la campaña por la Justicia Norte-Sur.Contra las causas del hambre, el paro y la esclavitud infantil