MARRUECOS: PUEBLOS SIN JÓVENES.

1132

Los jóvenes han huido del hambre de las aldeas más pobres de Marruecos. Uno de cada cuatro jóvenes que deambulan por la península procede de estos “pueblos perdidos” (zonas de chabolas periféricas) de la ciudad de Taourirt. Marruecos está lleno de “pueblos perdidos” como ese. Se han quedado sin hombres y sin jóvenes.

Su sueño era llegar a Melilla. El viaje es la primera odisea. Al llegar caes en la cuenta de que eres un apátrida indocumentado y además un menor. Expuesto a la calle y a la policía. Pero ninguno, aún llorando la lejanía de la madre, quiere volver a su lugar de origen. Alguno logrará traspasar la frontera que separa el infierno de las chapas y los plásticos, de las cuevas pestilentes…por el de el consumismo devorador de la conciencia. La diferencia: aquí caen más migajas de la mesa.