Menores no acompañados en la frontera de EEUU en máximos históricos

375
Frontera EEUU

La frontera con México no deja de provocar dolores de cabeza en Washington. La última polémica llega de la mano del congresista demócrata Henry Cuellar, que ha publicado una serie de fotografías de los menores retenidos en centros de detención. Son unas imágenes devastadoras, de celdas abarrotadas, que golpean uno de los relatos esenciales del nuevo Gobierno.

Menores no acompañados EEUU

Sus palabras llegan en el mismo día en que la CNN anunciaba que la patrulla fronteriza ha detenido a más de 11.000 niños durante el último mes. Una cantidad que no deja de crecer semana a semana, pues en febrero ya apresó a 9.300 menores, mientras que en enero fueron 5.600. La cadena recuerda que el país está reviviendo las cifras de la mayor crisis migratoria con menores, cuando en mayo de 2019 fueron apresados 11.400 niños.

Temen que la Casa Blanca olvide sus mejores promesas y que desista de sacar adelante una reforma migratoria que debiera servir para garantizar que tengan papeles de residencia los «dreamers» y los trabajadores del sector agrícola. Lo primeros, niños y jóvenes sin nacionalidad estadounidense, llegaron a EE UU acompañando a sus padres y han vivido casi toda su vida en EE UU. Suman más de dos millones de personas, por otros tres millones en la agricultura.

A las fotos en la frontera y a la estampa de niños hacinados en centros de detención mal dotados, deben añadirse las suspicacias que crea el haber mantenido vigente la Orden Ejecutiva número 42, dictada por Trump en 2020 y justificada por la emergencia sanitaria. Permite que los oficiales en la frontera puedan rechazar las peticiones de asilo.