Por la Justicia en las relaciones Norte – Sur

1250

Hemos venido a revindicar la ÚNICA SALIDA POSIBLE a esta situación: LA SOLIDARIDAD. Una estructura económica, política, cultural, social corrompida desde sus cimientos sólo tiene remedio desde la Solidaridad. Y sin Solidaridad, no será posible la Justicia.
< style="text-indent: 50; margin-top: 5; margin-bottom: 5;" align="justify">Queridos amigos:

< style="text-indent: 50; margin-top: 5; margin-bottom: 5;" align="justify">Ahora estamos probando la medicina que llevan dando durante décadas a los empobrecidos de la Tierra: explotación, hambre, expropiación, deuda externa, planes de ajuste estructural. La misma receta que a ellos les dictaron los mismos, exactamente los mismos, que ahora nos prescriben a nosotros. Los conocemos muy bien: las grandes multinacionales, los Grandes Fondos de Inversión de las Grandes Bancas privadas, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, la Unión Europea o la Organización Mundial de Comercio,…y todo esto se hacía en los pueblos empobrecidos con el beneplácito de Gobiernos que a todos nos parecían, desde lejos, simplemente cipayos y corruptos.  Ahora se nos están abriendo los ojos y las entrañas. Porque descubrimos que los nuestros también lo son.

< style="text-indent: 50; margin-top: 5; margin-bottom: 5;" align="justify">Pero no podemos dejar de decir, si no queremos faltar a la verdad, que es también nuestra INSOLIDARIDAD hacia los empobrecidos de la Tierra lo que ahora estamos pagando. Hemos aceptado, aunque nos duela reconocerlo, que nuestro Bienestar se asentara sobre la corrupción, sobre la explotación y el hambre que no veíamos ni queríamos ver. Y ahora se ha decidido que nos toca pagar el peaje de un sistema que quiere seguir teniendo beneficios a toda costa. Y ya no puede hacer  beneficios si no nos pone a competir frente a los explotados y esclavos de todo el mundo, que ahora también quieren comer, vestir, y vivir con dignidad.

< style="text-indent: 50; margin-top: 5; margin-bottom: 5;" align="justify">No nos engañemos, la mayoría de las decisiones, reformas laborales, reconversiones,  recortes, privatizaciones que ahora se ejecutan en Europa, no son del PP ni del PSOE. Ya estaban decididas hace años en los Tratados europeos o en los acuerdos de la Organización Mundial del Comercio. Ninguno de estos dos partidos han querido jugar fuera de ese campo de juego. Los sindicatos mayoritarios tampoco pueden ahora echarse las manos a la cabeza, porque han sido cómplices defendiendo sólo el privilegio del bienestar de un sector de trabajadores que en el mundo era y es minoritario.

< style="text-indent: 50; margin-top: 5; margin-bottom: 5;" align="justify">Pero no hemos venido aquí a lamentarnos. Hemos venido a revindicar la ÚNICA SALIDA POSIBLE a esta situación: LA SOLIDARIDAD. Una estructura económica, política, cultural, social corrompida desde sus cimientos sólo tiene remedio desde la Solidaridad. Y sin Solidaridad, no será posible la Justicia. Una  justicia que no puede jamás excluir a ningún ser humano: ni a los no nacidos, ni a los extranjeros, ni a los discapacitados, ni a los viejos, ni a los empobrecidos, ni a nadie.

< style="text-indent: 50; margin-top: 5; margin-bottom: 5;" align="justify">Sabemos muy bien la fuerza que tiene la Solidaridad, porque si hay algo que nos sigue manteniendo ahora mismo en pie, esa fuerza se llama SOLIDARIDAD. Si nos queda aún alguna posibilidad de no desesperarnos, de vislumbrar nuestra dignidad de personas escondida en medio de tanta impotencia, de tanta desesperación, de tanta humillación, la razón es LA SOLIDARIDAD….  La solidaridad de nuestros familiares, la solidaridad de nuestros vecinos, la solidaridad de nuestros amigos, la solidaridad de nuestros mayores, de nuestros abuelos, de nuestros pensionistas, la solidaridad del trabajo gratuito de muchas organizaciones que no se paralizan o protestan cuando dejan de tener subvenciones,… Un solidaridad intuitiva, espontánea,…que tiene que convertirse en Cultura, en una forma de hacer política, en organizaciones económicas. NO. NO es suficiente  la solidaridad sentimental, la solidaridad “de un rato”, la solidaridad “en situaciones de emergencia”. NO será suficiente hasta que no se convierta en firme determinación, en el motor de nuestra vida, de nuestro corazón, y de nuestras instituciones. Y de eso, amigos míos, nos dan lecciones los empobrecidos organizados de la Tierra. Necesitamos sus lecciones de dignidad, de humildad, su cultura del trabajo gratuito, la cultura del que es capaz de compartir todos sus bienes, su deseo de una verdadera Paz en medio de tanta devastación, su capacidad de no rendirse en medio de las condiciones más adversas.

< style="text-indent: 50; margin-top: 5; margin-bottom: 5;" align="justify">PORQUE LOS EMPOBRECIDOS NO SE HAN RESIGNADO JAMÁS.

< style="text-indent: 50; margin-top: 5; margin-bottom: 5;" align="justify">Sus migraciones, sus marchas hacia todos los rincones de la Tierra en busca del calor que no han encontrado en la suya son un signo de rebelión. La lucha por la dignidad rompiendo fronteras. Una gran diversidad de pueblos caminando hacia un solo mundo, hacia una fraternidad universal. Hacia un mundo mestizo.

< style="text-indent: 50; margin-top: 5; margin-bottom: 5;" align="justify">Mientras los listos de la Universidad escriben ALTERNATIVAS, los pobres las viven y las encarnan. Ellos nos ofrecen  “alternativas” de  solidaridad  organizada

< style="text-indent: 50; margin-top: 5; margin-bottom: 5;" align="justify">Los empobrecidos son capaces de organizarse para la supervivencia en el día a día…  nos encontramos con miles de experiencias de Cajas de Resistencia. Se hizo ayer en España. Se hace hoy en miles de pueblos y barriadas africanas, de Iberoamérica y de España. Los despreciados por los fuertes, han demostrado ser capaces de asumir el protagonismo de sus vidas… han puesto en marcha experiencias de “autoorganización”, de tomas de fábricas, de pueblos autogestionados. Los desposeídos no han dejado de luchar por recuperar  la dignidad del trabajo,  por recuperar sus medios de trabajo y liberarse de la explotación y la esclavitud. Los encontramos librando duras y hermosas batallas de lucha por la Tierra. En la India más de 50.000 parias han protagonizado una marcha noviolenta por la Tierra. Ha sido la acción organizada de los intocables más importante desde las marchas de Gandhi. Aquí no ha salido en ningún medio.  Al pueblo llano le hemos visto quebrando dictaduras en los países árabes del norte de Africa, en el Sahel, en Birmania, en Nepal, en Filipinas,… Y sobre todo nadie como los más empobrecidos son capaces de luchar por la vida y la dignidad de toda persona… frente al genocidio del aborto, contra la violencia y las guerras,  por el perdón reconciliación,… los tenemos en pie de lucha noviolenta, en pie de Paz, en el Congo, en Centroamérica, en todos los continentes.

< style="text-indent: 50; margin-top: 5; margin-bottom: 5;" align="justify">NO es suficiente aún. La solidaridad vivida y organizada necesita una cultura sólida, que arraigue en nuestro corazón, que se alimente en las familias, que se nutra de la asociación de personas que quieren ser libres. Y al servicio de esta Cultura, de esta lucha, llevamos ya 27 años con esta marcha, con las Ediciones Voz de los sin Voz, con decenas de Casas abiertas a ustedes en España e Iberoamérica.

< style="text-indent: 50; margin-top: 5; margin-bottom: 5;" align="justify">Celebremos la Navidad. Los que somos creyentes, ponemos toda nuestra esperanza en algo absurdo para este mundo salvaje. Ponemos la mirada en el portal de Belén,  que es un frío y cochino establo, porque José y María estaban desahuciados y no había para ellos lugar en las Posadas de este mundo. Ponemos la mirada en la fuerza de un niño débil y excluido que nacía en medio del imperialismo de la Gran Roma y del “nacionalismo” excluyente de un pueblo que esperaba a un Gran Líder político. Ponemos la mirada en un Dios que es Solidaridad y que es Justicia.

< style="text-indent: 50; margin-top: 5; margin-bottom: 5;" align="justify">Construyamos un mundo Solidario. Cuenten para ello con nuestros medios y sobre todo con nuestro calor y nuestra amistad. Les esperamos en esta lucha.