Quiebra técnica de los partidos políticos

2073

El Tribunal de Cuentas ha elevado a 17 el número de partidos políticos que al cierre de 2011, año electoral, presentaban un saldo negativo en sus cuentas anuales, una cifra que ha ido creciendo desde 2009, cuando había 10, y 2010, que eran 13.

En el informe de fiscalización de los años 2009, 2010 y 2011, el Tribunal de Cuentas recomienda a los partidos «ajustar sus actividades económica con objeto de alcanzar el necesario reequilibrio patrimonial, habida cuenta de que los ingresos públicos representan la mayor parte de los ingresos registrados».

Con este informe de tres ejercicios, el Tribunal que preside Ramón Álvarez de Miranda cumple su promesa de ponerse al día en sus exámenes a las formaciones y ya sólo restaría el informe de 2012, cuyo plazo de rendición de cuentas acabó el pasado verano.

El mayor saldo patrimonial negativo al cierre de ese año lo tenía Unió Democrática de Catalunya (UDC) con 11,2 millones de euros, seguida de la coalición en la que está integrada -CiU- con un patrimonio neto negativo de 10,1 millones y de Izquierda Unida con 8,5 millones.

Además de estas tres formaciones presentaban quiebra técnica en 2011 el BNG (3,4 millones) Izquierda Unida de Andalucía (3,2 millones); ICV (3,1 millones); Izquierda Unida de la Comunidad de Madrid (1,8 millones); el Bloc Nacionalista Valenciá (1,1), Chunta Aragonesista con 614.000 euros; UPyD con 581.000; Partido Aragonés con 545.000 euros; y en duodécimo lugar Amaiur con 439.000 euros.

Completan la lista en este orden, Esquerra Unida del País Valenciá, Esquerra Unida i Alternativa, Geroa Bai, Coalición Canaria y Esquerra Unida de las Islas Baleares.

Estas formaciones, dice el informe, «deberán ajustar sus actividades económicas» para alcanzar el «necesario reequilibrio patrimonial» ya que la mayor parte de sus ingresos son públicos.

Según los datos del Tribunal de Cuentas, los partidos políticos recibieron 316 millones de financiación pública en 2011, 247 en 2010, y 287,1 en 2009.

UDC, CC y PP recibieron donaciones de empresas con contratos públicos

Unió Democràtica de Catalunya (UDC), seguida des Coalición Canaria y del PP fueron los tres partidos que recibieron entre 2009 y 2011 donaciones de personas jurídicas que mantenían contratos con administraciones públicas, según el informe de fiscalización del Tribunal de Cuentas. Este tipo de donaciones, recuerda el Tribunal de Cuentas en su informe, incumple el artículo 4.2 de la Ley Orgánica de Financiación de Partidos Políticos de 2007.

UDC recibió un total de 200.000 euros procedentes de dos personas jurídicas en 2009 y 2010, y 70.000 euros más en 2011. Por su parte, Coalición Canaria obtuvo 30.000 euros en donaciones irregulares en 2011, mientras que el PP recibió por esta vía importes de 1.500 euros en 2010, y 15.000 euros en 2011.

Además de estas donaciones de empresas o personas jurídicas con contratos con la administración, el Tribunal de Cuentas ha detectado también donaciones no identificadas, lo que incumple también el artículo 5 de la ley de financiación de partidos, que prohíbe las donaciones anónimas. Así, Izquierda Unida de Andalucía recibió 107.623 euros en 2009, 136.417 en 2010, y 93.817 en 2011; año en el que el Partido Aragonés recibió otra donación anónima de 82.480 euros.

También destaca el Tribunal de Cuentas el hecho de que algunas de las donaciones no se ingresaran en la cuenta bancaria destinada para tal fin, lo que incumple asimismo la normativa. Las cantidades más importantes en este apartado corresponde al PSC, el PSOE e Izquierda Unida.

Las donaciones privadas no finalistas recibidas por el conjunto de formaciones políticas supusieron un total de 6,2 millones de euros en 2009; 7 millones de euros en 2010 y 8,7 millones de euros en 2011, la mayoría de ellas procedentes de personas físicas.

En cuanto a los recursos privados de los partidos contabilizados por el Tribunal de Cuentas, la cuantía más importante corresponde a cuotas y aportaciones de afiliados y simpatizantes, que alcanzaron los 41,6 millones de euros en 2009, 40,7 en 2010 y 43,2 en 2011.

Fuente: Agencias