Sobornos en África para negocios petroleros

285

Un exejecutivo que ha hecho negocios en la industria petrolera hace décadas fue vinculado a unos sobornos en África para favorecer a la empresa Glencore…

Fuente cambiocolombia.com

La empresa extranjera Glencore, dueña de las minas de El Cerrejón (Colombia), fue condenada por la Oficina Británica de Fraudes Graves a pagar una multa millonaria de 314 millones de dólares.

La sanción fue impuesta porque se comprobó que la suiza Glencore realizó sobornos en cinco países africanos para favorecer sus intereses en negocios petroleros.

Glencore aceptó la responsabilidad en los sobornos por más de 29 millones de dólares en Camerún, Guinea Ecuatorial, Costa de Marfil, Nigeria y el Sur de Sudán. Además, reconoció también movimientos relacionados con manipulación del mercado en Estados Unidos.

El presidente de la compañía, Kalidas Madhavpeddi, señaló que la conducta de su compañía es inadmisible, pero que es asunto del pasado porque están trabajando para blindarse contra movimientos corruptos.

Cuando el presidente Madhavpeddi se refirió al pasado hablaba de su antecesor Tony Hayward, uno de los acusados en Reino Unido por este caso. Hayward ha hecho negocios en la industria petrolera colombiana hace décadas.

El primer puesto ejecutivo que tuvo en la industria petrolera fue el de gerente de exploración de la Bristish Petroleum en nuestro país en 1992.

Después de eso, se convirtió en presidente ejecutivo de Glencore, donde estuvo durante estos episodios de sobornos, a los que está vinculado según la investigación judicial.

Además de estar casado con una nortesantandereana desde 2015, fue nombrado presidente ejecutivo de Carlyle Group, otro conglomerado con negocios petroleros en el país.

Tiene incidencia en la empresa SierraCol, que explota los yacimientos de Caño Limón y Central Llanos, en Arauca; La Cira Infantas, en el Magdalena Medio, y otros en el Putumayo.

A cinco meses de terminar su mandato el entonces presidente Iván Duque se reunió con el cuestionado Tony Hayward y un video en su cuenta de Twitter lo prueba.

Para la fecha de la reunión con Iván Duque, ya Glencore había aceptado que la administración de Heyward había pagado sobornos multimillonarios.