Uberización y taxi: lo que viene detrás del “precariado” actual

296

Lo que viene detrás del “precariado” del transporte rodado

El coche autónomo está destinado a ser el futuro de la movilidad y la mayoría de fabricantes está invirtiendo grandes cantidades de dinero. Las tareas realizadas por personas sea en la conducción de automóviles o camiones de mercancías serán sustituidas por máquinas (móviles autónomos).

Este es un hecho que viene a visitarnos sin demora. ¿Cómo se afronta esta batalla?

El vehículo autónomo acabará con las polémicas Taxi-Uber, y también sustituirá al transporte de mercancías, sin llegar si quiera a dar tiempo a los gobiernos, a establecer una regulación completa. El tema que no elimina de nuestros corazones y mentes, y que cada vez se pone más de manifiesto, es la degradación del trabajo humano (en forma de desempleo, precariedad, asistencialismo…), y el acaparamiento de beneficios para unos pocos, encumbrados encima de la ola tecnológica y tecnocrática.

Vemos cómo el progresos científico-tecnológico, reduce el valor económico del trabajo no especializado e incrementa el valor que se le da al trabajo que incorpora innovación y conocimiento, produciendo nuevas formas de explotación y alienación.

La “uberización” es el pequeño primer paso” o quizás un paso intermedio, hacia la degradación total del trabajo humano; sin entrar en las polémicas del gremio taxi, uber y demás plataformas afectadas en todos los sectores económicos de la sociedad mundial. La libertad económica hay que defenderla, pero hay límites sociales y morales.

Como marea de fondo, hemos de discernir, cómo el control de la tecnología (es decir, trabajo) se convierte en la columna dorsal del poder (dominio) político y económico.

No perdamos nunca la visión de conjunto. En las reconversiones industriales de los años 80, 90…y  años 2000 en adelante, en España, cada sector ha ido cayendo en una lucha por sus derechos de forma parcial, sin mirar hacia su contexto nacional e internacional. El sindicalismo no ha tenido ni una mirada alta, ni una mirada global ¿Por qué?…La industria del metal, los astilleros, la banca, las fábricas de coches, todo se tambalea en este cambio de época.

El neocapitalismo actual tiene una estrategia fundamental para aumentar su dominio y su explotación: el ataque sistemático a todas las estructuras solidarias de la persona. No nos cabe duda, el neocapitalismo quiere esclavos, pero sobre todo quiere esclavos con mentalidad de esclavos. Por eso el asalto al mundo del trabajo viene también por la vertiente del ocio, del tiempo “libre”, y de seres consumidores.

No hay más remedio que dar la vuelta al calcetín de la economía y el mundo del trabajo, si hoy es tarde, mañana será todavía más difícil. ¿A qué esperamos?

Datos: Hacia el coche y el camión autónomo

Ford, el gigante automovilístico norteamericano, es una de las empresas que quiere liderar esta nueva tecnología. En Nissan y en Toyota están lanzando nuevos prototipos.

La misma UBER apuesta por la micromobilidad

La nueva unidad de Uber, a la que han bautizado con el más que acertado Micromobility Robotics, pretende que bicis y scooters no dependan de los seres humanos para llegar hasta una estación de carga. Este tipo de móviles se pueden dejar en cualquier sitio y van ellos solos a recargarse a la estación más cercana. Eso por un lado. Por otro, que las bicicletas y los scooters se puedan desplazar hasta los puntos de más demanda sin tener que montar allí una estación de carga.

El transporte de mercancías también es abordado por el cambio tecnológico.

Camión autónomo de Tesla

Tesla todavía no ha desvelado demasiados detalles técnicos sobre las capacidades del camión, puesto que algunas podrían cambiar de cara al modelo definitivo que tienen pensado empezar a producir en 2019. Sin embargo, sí han dicho que sin tener un trailer a sus espaldas será capaz de acelerar de 0 a 100 en cinco segundos, y que cuando esté tirando de un peso de 36.000 kilogramos lo hará en 20 segundos.

Juan Rodríguez