China en las finanzas mundiales

399

Hacia un mayor control político y económico del mundo, por parte del gigante asiático.

Tamaño del sistema financiero

El sector bancario chino es el mayor del mundo, poseyendo activos equivalentes al 40% del PIB mundial. En cuanto a las bolsas de valores, su valor conjunto es el segundo tras el sistema bursátil estadounidense. Y respecto del mercado de renta fija, es el tercero del mundo, y está creciendo con enorme rapidez. No obstante sigue siendo un sistema bastante aislado por lo que la relevancia de China en las finanzas mundiales se manifiesta más directamente en otros aspectos.

China principal tenedor de deuda externa de EEUU

Uno de ellos, es que China continúa siendo el mayor poseedor de deuda externa estadounidense.

Inclusión del yuan en los Derechos Especiales de Giro y creación del Sistema de Pagos Internacionales de China

Otro factor importante para tener en cuenta ha sido la inclusión del yuan en la composición de los Derechos Especiales de Giro (DEG) a partir del 1 de octubre de 2016[1]. Con esos criterios, el yuan entró en una proporción del 10%, por delante del yen y la libra esterlina, y únicamente superado por el dólar USA y el euro.
En octubre de 2015 se inició el denominado Sistema de Pagos Internacionales de China (China International PaymentsSystem – CIPS), mediante un acuerdo de cooperación con SWIFT, el sistema internacional de compensación bancaria radicado en Bélgica.

De forma lenta pero continua, el yuan está siendo cada vez más usado en el comercio mundial. De hecho, desde 2012 ha sido la quinta moneda más empleada en pagos internacionales.

Inversiones directas de empresas chinas en el exterior

Un tercer aspecto que ha cobrado recientemente gran relevancia, llegando incluso a suscitar alarma, es el incremento espectacular de las inversiones de empresas chinas en el exterior

En 2016, estas empresas, siguiendo la llamada de sus autoridades para aumentar la presencia de China en mercados internacionales, dedicaron un récord de 170 mil millones de dólares USA a invertir en el exterior, con un incremento del 96,7% respecto del año anterior, por tanto multiplicándose casi por dos en un solo año. Del total de estas inversiones, a Norteamérica y Europa llegaron aproximadamente la mitad. Así, a EEUU y Canadá se destinaron 48.000 millones de dólares USA en 2016, un aumento del 189% respecto del año precedente. En el caso de Europa, el importe fue 46.000 millones, el doble que un año antes; en este continente, Alemania y Reino Unido siguen siendo los destinos principales; España, por su parte, aunque con cifras muy inferiores, es ya el séptimo receptor de inversiones chinas, con un importe de 1.800 millones de dólares USA, representando un incremento del 283% respecto del año anterior.

La espectacular expansión de 2016 fue protagonizada no por las empresas estatales como había ocurrido en años anteriores, sino,  fundamentalmente por las empresas privadas, que representaron el 70% de la inversión realizada en los países occidentales. Las inversiones en el exterior fueron realizadas principalmente mediante adquisiciones, y para obtener tanto recursos naturales -petróleo, gas, minerales-, sobre todo en una primera época, como recursos estratégicos de carácter intangible -tecnología, habilidades de I+D, marcas internacionales. Un tercer patrón es el relativo a aspectos logísticos y de infraestructura, como la reciente adquisición en Grecia, por parte de China OceanShipping Company (COSCO) del 67% de las acciones del privatizado puerto de El Pireo, así como otras inversiones en proyectos de infraestructura, telecomunicaciones y energía en ese país. Debe tenerse en cuenta que una de las tareas que se ha impuesto el gobierno de China, es la implementación de la Belt and RoadInitiative, al objeto de crear un sistema de transporte unificado para Eurasia y África, pero que puede extenderse a otros continentes. En la misma línea se sitúa la construcción y operación en el Puerto de Barcelona, por parte de Terminal Catalunya, SAU (Tercat), filial del grupo chino Hutchison Port Holdings (HPH), de la plataforma de contenedores BEST (Barcelona Europe South Terminal), inaugurada en 2012 y que supuso una inversión total de 580 millones de euros, la inversión china más importante hecha en España.

La inversión exterior china en infraestructuras sigue siendo una finalidad política principal, como parte de la iniciativa general Going Global, adoptada ya en una fecha tan temprana como 1999. La inversión en infraestructuras tiene la ventaja adicional de generar demanda para sectores como el de construcción y el de materiales, en los que China tiene exceso de oferta. Además, la mayoría d estas inversiones son en yuanes, lo que contribuye al objetivo de internacionalización de la moneda china

Aunque la inversión exterior de las empresas chinas ha acaparado la atención en los últimos tiempos, no debe olvidarse la creciente inversión de la banca estatal china mediante préstamos a otros países emergentes o en desarrollo. Este tipo de conexiones financieras son menos conocidas; se realizan principalmente a través de los bancos estatales chinos de desarrollo (por ejemplo, en el ámbito de la B&RI), pero se están expandiendo también rápidamente las líneas de crédito y los acuerdos tipos swap entre el banco central chino y otros bancos centrales. Dado el carácter bilateral de estas transacciones y su relativa opacidad, no suelen figurar en las bases de datos de las instituciones financieras internacionales

Iniciativas estratégicas

Pero los gobernantes chinos desean incrementar todavía más su domino económico en el mundo. De hecho, ya desde hace un tiempo se ven a sí mismos como los “líderes de la globalización”, desplazando por tanto a EE.UU. Para ello, han lanzado una serie de iniciativas estratégicas, que consideraremos a continuación.

  • Belt and Road Initiative Se trata de una vasta red de conexiones a través de distintos tipos de infraesctructuras de transporte que atravesaría toda Euroasia desde China a Rusia, con extensiones potenciales en Turquia y el Este de Africa.
  • Acuerdo con Rusia El Banco del Pueblo de China anunció recientemente, un acuerdo con Rusia consistente en activar un sistema “pago contra pago” (payment-versus-payment – PVP) para las transacciones entre los dos países, que se liquidarán en yuanes y en rublos, sin intervención del dólar USA, al objeto de reducir los riesgos de cambio en su comercio bilateral. Además, el anuncio añade una nota muy significativa, indicando los planes para extender este tipo de acuerdo a las transacciones entre yuanes y otras monedas de países adheridos a la Belt and Road Initiative. Detrás de estos anuncios se encuentra claramente la idea de ir reduciendo la dependencia respecto del dólar USA en las transacciones internacionales.
  • Mercado del oro. En abril de 2016 las autoridades chinas anunciaron su decisión de establecer en Shanghái, bajo la dependencia del Banco del Pueblo de China, un mercado para la cotización del oro, el Shanghai Gold Exchange, como un gran centro internacional para la negociación, el intercambio y la valoración en yuanes de oro físico entre bancos que posean lingotes, refinadores, productores y casas de trading. A esto se añade la decisión de fijar una cotización diaria del oro en yuanes.

No resulta difícil relacionar esta decisión con el mencionado acuerdo con Rusia de liquidación de transacciones en sus propias monedas. Así, en caso de que las compras chinas a Rusia –principalmente petróleo y gas– pagadas en yuanes fuesen superiores a las compras en sentido contrario, y Rusia tuviese un excedente de yuanes que no le interesase mantener como reserva, podría convertirlo en oro de forma inmediata en el mercado de Shanghái, sin la necesidad previa de adquirir dólares USA para después cambiarlos por oro.Como se desea que el acuerdo con Rusia se extienda a otros países, también a ellos se les permitiría cambiar yuanes por oro de la misma forma.

Este año se iniciaron movimientos para que China comience a extraer oro y otros minerales en la región de Magadan, como parte de la estrategia Belt and Road que le permitiría llegar a otras zonas ricas en este mineral. En la misma línea va el reciente anuncio de un acuerdo entre los bancos centrales de China y Rusia para desarrollar a partir de 2018 un mercado bilateral del oro entre los dos países, así como la intención de extender este acuerdo al conjunto de los BRICS. En estos movimientos combinados podría estar detrás una estrategia, compartida con Rusia y otros BRICS, para crear un sistema monetario alternativo, o al menos una zona monetaria, independiente del dólar y basada en último término en el oro.

[1]No todas las monedas pueden entrar dentro de los DEG. Para ello se tienen en cuenta una serie de factores como las exportaciones de los países, las reservas en la moneda del país que son poseídas por otros países, el volumen de comercio exterior en la moneda, y la suma de activos y deudas bancarias internacionales denominadas en cada moneda. De las cinco monedas que integran los DEG, el yuan es la única que está sometida a controles de cambio.

Fuente: extracto de la ponencia “China en las finanzas Mundiales” del académico de al Real Academia de Ciencias Economicas y Finanzas Arturo Rodríguez Castellanos. Barcelona Economics Network (ben) XII Sesión Internacional. 16 de noviembre de 2017