Un grito desde el corazón de Ross Mountain y de Mgr Monsengwo: La Comunidad Internacional

2176

Ross Mountain, representante especial adjunto del secretario general de la ONU en RDC, ( adjunto de William Swing) declaró el miércoles 29 de marzo de 2006 en Ginebra que cada día 1200 muertos contra 1100 en 2005 son contabilizados en RDC

Un grito desde el corazón de Ross Mountain y de Mgr Monsengwo: La Comunidad Internacional » mata» en  la RDC.

Dos importantes declaraciones acaban de aparecer casi al mismo momento. La de Ross Mountain, Representante especial adjunto del secretario general de la Onu en RDC y de Monseñor Monsengwo Pasinya, Arzobispo de Kisangani y presidente en ejercicio de la Conferencia episcopal nacional del Congo ( Cenco). El primero lamenta el hecho que » La respuesta de la comunidad internacional en RDC es muy decepcionante». La segunda interpela a la creación de un » Fondo internacional para la RDC» y de un » Tribunal internacional para la RDC» ¿ Por qué?

Ross Mountain, representante especial adjunto del secretario general de la ONU en RDC, ( adjunto de William Swing) declaró el miércoles 29 de marzo de 2006 en Ginebra que cada día 1200 muertos contra 1100 en 2005 son contabilizados en RDC». O sea, » un Tsunami cada seis meses» en este país. Ha lamentado el hecho que la RDC no tiene la suficiente atención de los países donantes. Y precisa » si este es el año de la RDC, espero no imaginar lo que sería si este no fuera el caso».

El adjunto del embajador William Swing ha subrayado que desde la reunión de febrero de 2006, en la que dio la opción de conceder 681 millones de USD con vistas de financiar el plan de acción para la RDC, sólo ha recibido una parte de esa cifra. Concretamente, ningún euro salió del bolsillo de esta cuarentena de donantes que habían respondido a la invitación de la Unión europea y de las Naciones Unidas. Así, a falta de promesas concretas, la comunidad internacional » mata » a la RDC.

Monseñor Monsengwo Pasinya, presidente de la Cenco, hace hincapié en el mismo sentido. Estima inconcebible que los Congoleños sean abandonados y que sólo ellos reconstruyan su país. Sugería para este asunto, la creación de un » Fondo Internacional para la reconstrucción de la RDC».

La declaración de Ross Mountain y la de Monsengwo se perfilan en la miseria espantosa que caracteriza la situación humanitaria en la RDC. Esto es muy preocupante por la cantidad de muertos que se cuentan al día. Incluso evocando el envío cercano de una Fuerza europea en RDC de 1500 hombres, Ross Mountain permanece escéptico en cuanto a la eficacia de esta fuerza en la perspectiva de proteger a las poblaciones congoleñas. Esta presencia militar extranjera es 10 veces menos numerosa que la que está estacionada en Sierra Leona, un país sin embargo 15 veces más pequeño que la RDC, añadió M William Swing en Kinshasa.

Cabría preguntarse si esta devaluación de las dificultades de la RDC y este comportamiento dubitativo desde que este país ha sido agredido se pueden inscribir en una lógica internacional pirómana de hacer fracasar la misión de la MONUC y de bloquear la reconstrucción de la RDC.

INDEMNIZACIÓN DE LA RDC

Monseñor Monsegwo no se queda aquí. Vuelve sobre la cuestión de la indemnización de la República democrática del Congo por los países que la han agredido. El arzobispo de Kisangani se revela contra el hecho de que se quiere imponer a los congoleños la reconstrucción de su país mientras la RDC ha sido víctima de una guerra ded agresión. Denuncia » el silencio cómplice» de impunidad favorecido por la Comunidad Internacional y las Naciones Unidas han reconocido que la RDC ha sido agredida por Ruanda y Uganda.

Estos países deberían indemnizar a la RDC y el dinero liberado debería servir para la reconstrucción del país. «Es inadmisible pedir a los congoleños que reconstruyan su país mientras los agresores no son interpelados» ha dicho el prelado católico entrevistado por Radio Okapi. Y a continuación comentó » Por justicia, las personas que han dirigido la guerra, sean quienes sean , deberían indemnizar al Congo por todos los daños que ha sufrido, tanto en la flora, fauna, pueblo… El que rompe paga, es normal!.

En efecto, es propio del gobierno, y no de los individuos acoger esta proposición del arzobispo de Kisangani y relanzar un dossier. Una primera respuesta ha sido dada en el veredicto del proceso de oposición de la RDC a Uganda.

Este país ha sido reconocido culpable y condenado a indemnizar a la RDC. A partir de este proceso, se puede pensar que la RDC obtenga reparación.

TRIBUNAL PENAL INTERNACIONAL PARA LA RDC

Ciertos países como Ruanda afirman no haber agredido a la RDC. Hacen remarcar haber estado en la RDC invitados por ciertos dirigentes congoleños «para poner fin a la dictadura de Mobutu, favoreciendo así la llegada al poder de algunos responsables congoleños. ¿Por qué deberían indemnizar al Congo, afirman?

Ante esta pregunta, Monseñor Monsengwo ha propuesto una pista para una solución. Ha pedido a la Comunidad Internacional instituir el » Tribunal penal internacional para la RDC». Y es igual que Arusha para Ruanda, la Haya para la Ex Yugoslavia y Freetown para Liberia y Sierra Leona.

No dejamos impune la muerte de 4 millones de personas, incluso si se tratara de una guerra de liberación. ¿Hay que cometer para esto un holocausto como lo había denunciado uno de los antiguos secretarios de Estado americanos encargado de los asuntos africanos? ¿La respuesta no será que no?

El Tribunal penal Internacional para la RDC permitirá establecer la parte de responsabilidad a partir de esta guerra de agresión reconocida oficialmente por el Consejo de Seguridad para su resolución 1342. Como consecuencia, si establece que los Congoleños participaron en este holocausto, deberán ser juzgados por las leyes de la justicia internacional

Los comanditarios deberán igualmente asumir esta suerte. El deber de la memoria colectiva obliga a ello.

EL POTENCIAL