Yemen: los empobrecidos sufren más de 1000 días de guerra

566

La guerra en Yemen es un atentado contra toda una población empobrecida en esta “guerra mundial por partes”. Hablemos de la situación actual.

El brote de diarrea aguda (cólera) que ha asolado Yemen este año, está afectando a casi un millón de personas

En primer lugar decir que el brote de diarrea aguda (cólera) que ha asolado Yemen este año, afectando a casi un millón de personas, no pudo llegar en peor momento. El sistema de salud estaba ya colapsado, sin presupuesto por parte del Gobierno ni las autoridades de facto, con todos los profesionales de la salud sin cobrar desde octubre de 2016 y con la mitad de los centros de salud cerrados.

El cólera volverá porque las infraestructuras de salud en colapso y la falta de agua y alimentos son sus caldos de cultivo. A esto hay que sumarle un brote de difteria que se está extendiendo en el país. Ahora mismo algunas ONG están concentradas en hacer llegar las vacunas necesarias, que con un poco de suerte (y mucho trabajo) llegarán.

Yemen importa el 80% de los bienes que consume, incluyendo comida y combustible, por lo que el bloqueo llegó para asfixiar a una población ya de por sí empobrecida, sin empleo, sin manera de ganarse la vida y en situación límite. Aclarar aquí que el combustible (diésel, gasolina) es imprescindible para la producción y distribución de agua, y el tratamiento de las aguas residuales. Sin combustible no hay agua y sin agua no hay vida.

Mientras todo esto pasaba, la guerra seguía sus derroteros y puertos importantes como el de Hodeida quedaban bloqueados a la vez que el aeropuerto de Saná. La mayor parte de la ayuda humanitaria entra al país por este puerto, y por el aeropuerto en el caso de las vacunas y medicamentos…

Las importaciones comerciales, con lo cual los precios de la comida, del combustible y del agua se han disparado. Las familias tienen que decidir entre comprar agua o comida.

Ahora mismo es un deber moral de primer orden para la guerra en Yemen, donde los más empobrecidos sufren todos los días estra gravísima situación. En Diciembre de 2017 se cumplían 1000 días de guerra y de desastre. No hay derecho a condenar al Yemen a este gran sufrimiento.

¡Paremos la guerra en Yemen!

Redacción solidaridadnet

No hay comentarios