China: ¿qué revolución cultural sin libertad y justicia?

0
955

La apertura de la “revolución cultural” china al capitalismo neoliberal se iniciaba hace 45 años cuando el aparato del régimen comunista se reunía con los embajadores de los EEUU (Henry Kissinger)

Henry Kissinger (foto) fue el gran artífice de la apertura de China al mundo con su visita en 1971 como secretario de Estado, y la preparación de la que al año siguiente llevaría a cabo el presidente Nixon.

Dicen que los extremos se tocan, pero el capitalismo de estado o neoliberal tienen un importante punto de confluencia: el materialismo.

Tampoco nos olvidemos que China ha sido la fábrica barata (obra explotada y esclava) de los países enriquecidos durante muchos años. Modelo que ahora exporta, sobre todo a países africanos colocando fábricas allí donde le abren las puertas.

Incluso en el comercio on line, China domina el capitalismo global on line:

¿Amazon? ¿Apple? ¿Walt Mart? ¿Zara? ¿son las que más crecen?. No.

PoderioEmpresarialChinoLa compañía minorista que más ha aumentado sus ingresos en los últimos cinco años en todo el mundo es una empresa china. Y la segunda, también. Se trata de Vipshop.com y de JD.com, dos compañías de comercio electrónico que han dejado a las todopoderosas empresas americanas y europeas muy lejos. Vipshop ha disparado sus ingresos un 320% desde 2009 y JD.com, un 106%.

La “desastrosa década de la Revolución Cultural” reconocida en susurros

El actual presidente Xi Jinping, que estuvo reeducándose en el campo en los 70 y cuyo padre fue encarcelado durante ese período, se refirió en un encuentro este año con gobernadores provinciales a la “desastrosa década de la Revolución Cultural”, en la que el país “no pudo seguir la construcción de su industrialización“.

En 1981, año en el que la esposa de Mao (Jiang Qing) y el resto de la Banda de los Cuatro fueron considerados culpables de miles de muertes por la Revolución Cultural, el régimen declaró oficialmente aquel periodo como una “grave equivocación” aunque evitando ahondar en ella y sin personalizar en verdugos o víctimas.

“Visiones que se desvíen de aquel documento podrían llamar la atención, pero pronto serán ignoradas”, señaló el reciente editorial de Global Times, en referencia a que es mejor no escarbar mucho en aquel doloroso tiempo en el que murieron entre 1,7 y 3 millones de personas, según cálculos de distintos historiadores.

“El Gobierno todavía esconde el tema de la Revolución Cultural”

Esta resistencia oficial a la memoria choca a muchas víctimas de la Revolución Cultural, como el jubilado Ning Huirong, cuya familia fue perseguida por los guardias rojos y quien ha asegurado a Efe que “claro que debería ser recordada”, precisamente para “evitar que no vuelva a ocurrir”.

Comparten esta visión antiguos guardias rojos como Ling Wenxiu, quien cree que aún quedan “muchas cosas” por aclarar de aquella etapa que causó “mucho daño al país y a los ciudadanos”.

Pedir perdón por tanto daño

“El Gobierno todavía esconde el tema de la Revolución Cultural, no deja que los ciudadanos hablen abiertamente de ello”, ha lamentado en declaraciones a Efe Ling, quien afirma que su facción no participó en actos violentos.

Pese al inmovilismo estatal, en los últimos años ha habido antiguos guardias rojos que ya en la vejez han decidido pedir perdón públicamente por sus actos de hace medio siglo.

El primero en dar el paso, en 2013, fue Chen Xiaolu, hijo de uno de los padres teóricos de la Revolución Cultural, quien públicamente pidió disculpas a sus antiguos profesores de instituto, un gesto que más tarde han repetido otros antiguos guardias rojos.

Algunos aspectos actuales de la China heredera de esa “revolución”

La Justicia en China deja mucho que desear.

El sistema de justicia penal de China sigue dependiendo en gran medida de confesiones forzadas obtenidas mediante tortura y malos tratos, y los abogados que insisten en presentar denuncias de abusos son a menudo objeto de amenazas y hostigamiento, o incluso de detención y tortura, afirma Amnistía Internacional en un informe publicado el pasado 16 de noviembre de 2015.

Política del hijo único

Otro aspecto de esta “revolución cultural” ha sido la política del hijo único que ha dejado al país sumido en un desastre humano y demográfico sin precedentes en la historia…Además de políticas antinatalistas con el número de abortos mayor que toda la población de EEUU.

No hay libertad religiosa

En China no hay libertad de culto religioso. Hay sacerdotes y laicos encarcelados por oponerse a este estatus de falta de libertad.

Recientemente ha habido una campaña de derribo de cruces en varias provincias de China.

El cardenal Zen Ze-Kiun (Hong-Kong) declaró estar «preocupado» por la posibilidad de que la campaña pueda alcanzar también a Hong Kong.

«La libertad aquí entre nosotros es cada vez menor. Debemos hablar, denunciar cuánto sucede, dado que también nosotros podremos sufrir la campaña anti-cristiana, que se propaga desde la China continental», afirmó el cardenal.

Las protestas de Hong Kong llegan un día después del encuentro entre el presidente chino Xi Jinping y una representación del Frente unido (que reúne a todas las realidades sociales «no comunistas» de la China moderna). Durante su intervención, Xi advirtió que los grupos religiosos han de obedecer al Partido: «Deben adherirse al liderazgo del Partido Comunista. Al mismo tiempo, los cuadros comunistas deben ser ateos y marxistas: vosotros sois la guardia contra las infiltraciones de ultramar, contrarias al dominio comunista, que pueden llegar a través de caminos religiosos».

Autor: Luis Antúnez

No hay comentarios