Inicio Blog

El trabajador autónomo en tierra de nadie

Deberían gozar de una mayor protección, pero se encuentran en tierra de nadie. Más de 230.000 autónomos que trabajan prácticamente en exclusiva para un solo cliente no tienen registrados sus contratos en el Servicio Público de Empleo Estatal y, por tanto, no son considerados Trade, es decir, trabajadores autónomos económicamente dependientes

¿Esto qué significa? Pues que no gozan de la protección ni disfrutan de los derechos que deberían tener por pertenecer a esta figura reconocida en la Ley del Estatuto del Trabajo Autónomo.

De hecho, sólo un 4% de los autónomos dependientes están registrados y pueden ejercer sus derechos, según denunció este martes UPTA (la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos).

Según datos de la Encuesta de Población Activa (EPA), en la actualidad 281.000 autónomos reconocen estar trabajando en exclusiva para una sola empresa o casi en exclusiva, compaginando esta actividad con otros trabajos esporádicos. 100.400 se encuentran en la primera situación y 180.600 en la segunda.

De estos 281.000 autónomos, se deben descontar los 40.000 que trabajan en el sector agrario, ya que tienen otras condiciones no equivalentes, y quedan así 241.000 que por las características de su actividad deberían ser considerados Trade. Sin embargo, no todos los son. Tan sólo 10.500 han registrado sus contratos en el Servicio Público de Empleo Estatal y pueden considerarse efectivamente Trabajadores Autónomos Económicamente Dependientes.

La esclavitud del falso autónomo

Conviene no confundir, no obstante, esta figura con la del falso autónomo, una práctica muy extendida en España, sobre todo a partir del estallido de la crisis.

El falso autónomo es aquel trabajador que realiza una actividad como un asalariado, pero en lugar de firmar un contrato laboral es obligado a darse de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA). De este modo, el empresario se ahorra los costes a la Seguridad Social y puede despedir al trabajador cuando quiera sin tener que pagarle una indemnización.

En definitiva, el falso autónomo no disfruta de ninguno de los derechos que sí tienen sus compañeros con contrato como vacaciones, días de asuntos propios, etc, y, además, no cobra el finiquito cuando se prescinde de sus servicios ni cobra el paro.

A diferencia del autónomo dependiente, el falso autónomo sí acude todos los días a la oficina o al lugar de trabajo y tiene un horario fijo. Recibe una retribución determinada de forma unilateral y no tiene capacidad para decidir los trabajos que hace ni cómo se organiza.

Fuente: Diario El Mundo

Expulsión de migrantes venezolanos al lado de Rio Grande

Tiendas de campaña incendiadas, personas lesionadas y más en un desalojo violento a venezolanos en la frontera con Estados Unidos. Una dramática situación después de el cambo de criterio de la administración Biden.

El hambre en África, incrementada por la guerra de Ucrania y las dependencias

“Nadie puede convertirse en un hombre de Estado si desconoce los problemas del trigo” (Sócrates, filósofo griego)

La guerra:

La guerra entre Rusia y Ucrania ha puesto de relieve la dependencia mundial del suministro de trigo procedente de ambos países. La Unión Europea ha publicado recientemente un estudio que presenta una muestra de 25 países africanos que dependen del suministro de trigo de Rusia o Ucrania; 21 de ellos importan la mayoría de este cereal de Rusia. El trigo es un alimento esencial en la dieta africana, por lo que su ausencia prolongada causará hambre, inestabilidad política y conflictos/guerras.

Importaciones:

Entre 2018 y 2020, África ha importado 3,7 mil millones de euros en trigo de Rusia, y 1,4 mil millones de euros en trigo de Ucrania. Los destinos más importantes fueron Egipto, Sudán, Nigeria, Tanzania, Argelia, Kenia y Sudáfrica, pero otros países africanos son muy dependientes de Rusia y Ucrania, como Burundi, Yibuti, Etiopía, Kenia, Ruanda, Somalia, Sudán del Sur, Sudán y Uganda; son 82 millones de personas que necesitan ayuda alimentaria urgente. Somalia y Benín, dependen al 100% de la importación de trigo y de maíz procedente de Rusia y Ucrania. Según la Comisión Europea, Ucrania representa el 10% del mercado mundial de trigo, el 15% de maíz y el 13% de cebada.

Repercusión Mundial:

El maíz (primer lugar) y el trigo (segundo lugar) también son los cereales más cultivados del mundo. Si un exportador importante como Ucrania fracasa, esto puede tener un grave impacto en la seguridad alimentaria mundial. De hecho ya lo estamos comprobando y sufriendo a diario.

Aceite de Girasol:

Ucrania y Rusia se encuentran entre los productores y exportadores líderes de aceite de girasol. En 2020, las exportaciones de aceite de girasol de Ucrania re-presentaron un 40 % de las exportaciones globales, mientras que las de Rusia fueron un 18 %.

La interrupción brusca del comercio de estos alimentos básicos, a causa de la invasión, tuvo efectos muy negativos inmediatos y en cadena causando una subida muy considerable de los precios mundiales de los alimentos. Esto preocupa y afecta sobre todo al continente africano, que es un importador neto de trigo y aceite de girasol.

Una Misionera en Ruanda:

En conversación directa con una Misionera de Ruanda, nos daba estos datos sobre el precio de algunos alimentos:

Precios antes y después de guerra de Ucrania:

– Precio de un saco de 25 kilos de harina de maíz: antes de la guerra costaba 25 euros, ahora cuesta entre 50 y 60 euros.

– Precio de un saco de 25 kilos de azúcar: antes de la guerra costaba 25 euros, ahora cuesta 60 euros.

– Precio de 1 litro de aceite de girasol: antes de la guerra costaba 5 euros, ahora cuesta 18.

Nos decía que la subida del trigo aun fue mayor.

Estos precios actuales de estos productos en Ruanda son del día 14 de este mes de noviembre.

Fuente

Adoctrinamiento de los niños e hipersexualización como puerta a la pedofilia

Es importante poner de manifiesto en esta noticia la advertencia de la psicóloga clínica española Lourdes Relloso, sobre los objetivos que hay detrás de las delirantes políticas de salud sexual que se impulsan de forma coordinada en diferentes países. Perversión, confusión de género y creación de trastornos con motivaciones ideológicas, que llevan a la esterilización de niños convertidos en clientes de por vida de las farmacéuticas.

Existe desde hace tiempo una despiadada lucha contra la vida, en un plan en el que es necesario sacar a los padres del medio, es necesario destruir las familias, es necesario desdibujar los roles de varones y mujeres. Es necesario sembrar el caos y la confusión, mediante una evidente manipulación perpetrada desde las instituciones de los países que participan de ese plan.

Lourdes Relloso ha enviado un mensaje de alerta a padres y madres del mundo desde sus redes sociales. “Bajo la misma base delirante y enferma de que los niños, como seres sexuados, tienen derecho a recibir conocimientos sexuales, hipersexualizantes y erotizantes, se legitiman programas en los colegios donde se normaliza una erotización de la infancia, se da una normalizacion de conductas genitales, utilizando encuestas, debates, sobre anticonceptivos, o clases magistrales sobre distintos tipos de relaciones sexuales como perfecta ventana de Overton donde el mayor riesgo es la dependencia emocional en las relaciones sexuales o la falta de libertad si no tenemos la suficiente cantidad de genitalidad. Todo ello para normalizar algo que en la infancia no es de ningún modo normal. Hoy en día se sabe que esto derriba las barreras defensivas que los niños tienen y les aleja del mayor equilibrante emocional existente: la vinculación emocional”, argumenta la especialista en su video que ya alcanzó miles de visualizaciones. En una entrevista con La Prensa, Relloso amplió su mirada crítica sobre la actual manipulación de los niños en pos de oscuros objetivos.

– ¿Qué la llevó a la necesidad de alertar a los padres y madres del mundo?
– Mi propia alerta. El ver que se estaba confundiendo la identidad de género con algo muy frecuente que les ocurre a los niños en su primera infancia, que es identificarse con un rol. De igual manera que un niño se disfraza de Superman y dice “soy Superman” y se identifica con Superman, pero no le echamos por la ventana esperando que vuele.
Los niños se pueden identificar con un rol o las niñas con otro. Si a una niña le gustan aquellos juegos que se asocian más con los niños, puede decir que es un niño. Pero esto no quiere decir que haya una disforia de género, que haya un problema de identidad de género, ni muchísimo menos. En el 80% de los casos esto revierte de una forma espontánea.

Sin embargo, cuando en este enfoque nuevo de la ideología de género se le pregunta al niño cómo se siente, con qué roles se identifica y se le confunde -y esto se confunde con una identidad de género- lo que las personas adultas creemos, lo vamos a crear. En la psicología ya se sabe que la observación determina a los niños. Y cuando yo le pongo una etiqueta, estoy determinando a estos niños o a estas niñas. La profecía autocumplida es algo que la psicología sabe perfectamente. Aquello que yo estoy describiendo es algo que voy a prescribir. Cuando estoy describiendo que ese niño que se identifica con roles de niñas o a la inversa es una identidad de género, una disforia de género, voy a prescribir aquello que estoy describiendo. Por lo tanto, vamos a crear trastornos donde de ninguna manera los hubiera habido. Esto es crear enfermedad, sumado con la Ley trans, que establece que un niño puede autodiagnosticarse, entendiendo que es suficiente con esto… Y algo que todos los padres y madres tienen que saber es que los profesionales que toda la vida hemos acompañado a transitar las disforias de género, ahora si lo que decimos es que puede ser una dismorfofobia, un problema con la corporeidad, o una identidad con un rol que nada tenga que ver con la identidad de género, se nos puede acusar -por no favorecer esa transición- de estar aplicando “terapias de conversión”. Como las antiguas terapias en las que a una persona homosexual se le aplicaba electroshock para convertirse.
Quiere decir que tenemos la obligación -porque de alguna forma estamos contra las cuerdas- de favorecer una llamada “terapia afirmativa”, de favorecer esa transición en niños que lógicamente han sido empujados a esa confusión. Estamos de alguna forma todos atados de pies y manos.

– ¿Cuáles son los objetivos detrás de esta manipulación de los niños? Hablemos también de la educación sexual integral, como uno de los componentes utilizados.
– Por desgracia, se suele decir que se pueden matar dos pájaros de un tiro. En este caso, probablemente se estén matando tres o más. Tenemos que saber que todos estos niños o niñas van a ser clientes potenciales de las farmacéuticas y de por vida. Porque la hormonización luego no va a ser reversible. Por mucho que estos niños o niñas se arrepientan, van a tener que seguir estando hormonados. Pero además estamos creando una esterilidad. Es decir, todos estos niños no serán hombres fértiles. Todas estas niñas no serán mujeres fértiles. Podrán convertirse en un hombre trans o una mujer trans, pero desde luego habrá una infertilidad.

– Tendrán que acudir a centros de fertilización o de subrogación de vientres, otros negocios en crecimiento.
– Efectivamente. Y luego algo que creo que será quizá lo más importante: lo que más estabiliza a un ser humano, lo que más fuerza le da, lo que más le equilibra, siempre ha sido la familia. La familia, el vínculo seguro, es lo que nos ha dado fortaleza. Es lo que nos da la fuerza para enfrentarnos con todas las adversidades de la vida. También es lo que hace que las personas no seamos fáciles de manipular. Cuando terminamos con la familia, cuando un ser humano no tiene un vínculo seguro, no tiene un refugio estable a nivel de afecto, como somos animales gregarios, vamos a sumarnos a cualquier «ismo». Y yo puedo sumarme al feminismo, al socialismo, al capitalismo, al ecologismo… Pero todos los ismos son absolutamente manipulables. Sobre todo, son muy fáciles de radicalizar. Esto hará, por lo tanto, que sea muy fácil llevarnos a los unos contra los otros, a crear divisiones. Esto hace que las personas formemos parte de una ideología que evidentemente va a ser llevada por las élites y vamos a ir donde ellos quieran que vayamos. Vamos a seguir un camino que ellos están trazando y vamos a estar enfrentados, divididos, radicalizados, para ir donde ellos nos quieran llevar.

 – En su video menciona las consecuencias que tienen esta hipersexualización y erotización en los menores.
– Dentro de la educación sexual integral está la idea de que los niños nacen con una capacidad de erótica o de sexualidad. Y evidentemente es cierto que somos seres sexuados con capacidad y la cualidad de poder llegar a ser sexuados, pero un niño evidentemente no tiene erótica. Un niño no tiene una capacidad de tener una tendencia de atracción sexual. ¿Qué ocurre? Que toda esta ideología -que de alguna forma considera que los niños tienen derecho a tener relaciones sexuales- parte de los estudios del biólogo Alfred Kinsey. El escribió un libro que fue muy revolucionario, muy bueno en su momento y tuvo un éxito de ventas increíble: «Respuesta sexual masculina». Después escribió «Respuesta sexual femenina». Lo que es increíble es que en estos libros se había recurrido a datos registrados por pedófilos exconvictos y se había descrito, por ejemplo, en una tabla bebés que habían estado durante 24 horas siendo computadas sus respuestas sexuales o sus orgasmos supuestos. Lo terrible es que en este libro se describen como orgasmos en los niños o niñas gritos, llantos, pataletas. Es decir, se estaba violando a los niños. Fíjate qué atrocidad. Esto no solamente no fue un escándalo, sino que todas las universidades aceptaron la base teórica de Kinsey como biólogo, de que la Iglesia nos había castrado sexualmente. Y, por lo tanto, el biólogo Kinsey nos había quitado el tabú de la Iglesia y había demostrado que cualquier persona desde su nacimiento podía tener esta tendencia y esta respuesta sexual. Esto, evidentemente, es una puerta para la pedofilia. Todos sabemos que la agenda 2030, el lobby LGTBI, que está tan bien patrocinado y viene de la mano de asociaciones como la NAMBLA, quieren legalizar la pedofilia diciendo que no es una violación, que solamente es amor hacia los niños, que ellos no pueden elegir a quién amar. Es decir, la puerta que se abre con todo esto es terrible.

Cuando estudié sexología, estudié a Kinsey como un salvador, que había quitado el tabú de la Iglesia y había conseguido demostrar algo que era la sexualidad de una forma natural. Evidentemente, hasta que uno no coge estos libros y los analiza y ve estas tablas, donde se habla de niños de meses sometidos a esto, no te echas las manos a la cabeza y llegas a entender que pasó a la historia como un referente, habiendo aceptado este tipo de estudios. Esto es lo que no se dice y lo que todos los padres y madres, cuando se dice que en un colegio van a hacer una educación sexual integral, tenemos que saber. Por ejemplo, aquí en colegios de Navarra estuve viendo un programa de niños de entre 3 a 6 años donde se decía literalmente «Actividad para cultivar el auto erótica a los niños». ¡Fíjate qué barbaridad! La auto erótica. Los niños no tienen ningún tipo de referencia, o sea, de necesidad de cultivar la auto erótica. ¿No es una barbaridad?

– Absoluta. Desde la pediatría, a veces, el mensaje también parece confuso respecto de la «autoexploración» de los niños.
– Algo que las personas tenemos que saber es que un niño si se empieza a explorar, evidentemente puede llegar a tener una excitación porque el órgano biológicamente es funcional. ¿Qué ocurre? Que el niño no va a tener ninguna necesidad de explorarse, pero si se encuentra con una excitación, como el sexo es adictivo, sí puede tener después unas conductas compulsivas de búsqueda de esa excitación. Sería lo mismo que si tú a un niño le dices “bueno, déjale que explore con los alimentos y si quiere comer un donuts que coma donuts, o si quiere beber una coca cola, déjale que explore”. Precisamente si a un niño le das algo que es adictivo, él va a tener una tendencia a buscar aquello que es adictivo. Por lo tanto, de la misma manera que ningún pediatra dice deja al niño que juegue con los alimentos azucarados, sino que dice «No, esto es adictivo, no es saludable, no es lo más conveniente».

Ningún padre o madre en la actualidad le dice a una niña o niño no te toques. Todos sabemos perfectamente que, si un niño se toca, se toca. Pero no tengo por qué empujarle a un niño a nada. El desarrollo y la evolución de los niños es algo espontáneo y natural.

De la misma forma que es una barbaridad que se intente que un niño esté de pie antes de tiempo y es un maltrato poner a un niño en un orinal antes de que esté preparado su esfínter, es un maltrato a la infancia que yo lo empuje en la sexualidad antes de tiempo. Eso es lo que tenemos que tener muy claro.

– ¿Se ha estudiado de qué manera puede afectarlos más adelante en la vida el hecho de estar expuestos a este tipo de estímulos disfrazados de educación sexual integral?

– Claro. Esto hipersexualiza a los niños y hace que tengan un acercamiento a lo sexual antes de poder tener una defensa ante ello. Es decir, se están quitando incluso las barreras naturales del pudor, de la vergüenza. Esto hace que estén en esa búsqueda de algo que es adictivo. Les convierte en víctimas potenciales ante cualquier persona que se les pueda acercar. Si yo consumo algo que a mí me gusta, en un primer momento no voy a tener un rechazo, no voy a tener una respuesta negativa. Pero posteriormente, cuando sea consciente de lo que yo he vivido, voy a tener un trauma. Son personas que luego tienen problemas con su sexualidad, con su corporeidad, muchísimos sentimientos de culpa. ¿Por qué? Porque cuando uno lo ha vivido, no lo ha hecho con la conciencia de qué era lo que yo estaba viviendo. Por lo tanto, cuando se habla de los derechos sexuales de los niños, “siempre y cuando sean consentidos”, no podemos olvidar que en todo abuso sexual en el niño no tiene por qué usarse la violencia. ¿Por qué? Por la confianza del abusador, el conocimiento del abusador, que sabe perfectamente qué es lo que tiene que tocar. Hace que el niño tenga una respuesta y esa respuesta de excitación, es algo que en un primer momento le va a agradar, de la misma manera que si le damos cocaína. Pero lógicamente después le va a destrozar su futuro. La excitación no tiene por qué ser algo que luego no genere un trauma, al contrario. Eso va a hacer que el trauma sea aún mayor y que el sentimiento de culpa sea aún mayor.

Esto les deja el camino libre a las farmacéuticas, a la pedofilia. Todo lo que estamos viendo que supone esta terrible evolución del ser humano al transhumanismo parece como una autopista al infierno. Y se va a dar desde la infancia.

– Es terrible. Otra de las cuestiones que usted menciona, que es muy importante, es el intento de sacar del medio a los padres de la educación sexual o de decisiones como estas que ofrecen aquí en la Argentina de métodos anticonceptivos irreversibles. ¿Realmente la escuela es el ámbito adecuado para hablar de educación sexual o son los padres los que deberíamos tomar ese rol?
– Si la educación sexual es respetuosa y lo que tú estás haciendo simplemente es romper la posibilidad de que haya tabú o de que haya prejuicios, puede ser. Se puede entender hoy en día que es muy difícil que en una casa haya tabú o haya censura. Los padres son los que tienen que ofrecer ese espacio, pero sobre todo teniendo en cuenta que la educación sexual que se quiere ahora mismo implantar en los colegios, lo único que está generando es un empuje a los niños en una ideología de género, una hipersexualización. Es meter un gran enemigo dentro de los colegios. Y algo que todos tenemos que saber es que el objetivo que se tiene a futuro es que dentro del propio entorno académico escolar todas aquellas informaciones y servicios médicos que puedan necesitar nuestros hijos van a estar a su alcance sin que los padres tengamos ninguna opción de opinar o de proteger a nuestros hijos. Es decir que si un niño es empujado en esa hipersexualización y quiere, por ejemplo, la píldora del día después, en ese mismo centro educativo se la podrán dispensar sin que nosotros podamos proteger a nuestros hijos ni en la formación ni en el consumo de fármacos. Esto les deja el camino libre a las farmacéuticas, a la pedofilia. Todo lo que estamos viendo que supone esta terrible evolución del ser humano al transhumanismo parece como una autopista al infierno. Y se va a dar desde la infancia.

– Desde el colectivo LGTBI ya no se trata de instaurar una aceptación o una “igualdad”, sino que hay una publicidad permanente en los medios de comunicación, en los dibujos animados de los niños, donde se busca de algún modo instaurar la homosexualidad, o sea, fomentar la homosexualidad. ¿Qué opina al respecto?
– Sí, creo que todo es o bien lo andrógeno, o bien la transexualidad o bien la homosexualidad. Todo es cualquier tipo de tendencia que nos lleve a la ausencia de creación de vida. Cualquier pareja que no sea biológicamente funcional para engendrar es lo que están de alguna forma divulgando y potenciando al máximo. Parece además que el mensaje es que ser hombre o mujer y ser heterosexual es algo retrógrado, pasado de moda. De la misma manera que en su momento para hacer fumar a las mujeres se les dijo si quieres ser libre, tienes que fumar, pues ahora parece que si quieres ser libre, evolucionado, tienes que ser cualquier cosa que hombre o mujer heterosexual. Esto es como un mensaje simplemente de manipulación de masas, como otros tantos, es una labor mercantil.

– ¿Qué consejos les daría a los padres para proteger a sus hijos de los múltiples bombardeos que recibe la familia hoy?
– Lo que les diría es que no tengan miedo a decidir que sus hijos no tengan un teléfono en la mano. Porque si les protegemos de la educación sexual integral en los colegios y les dejamos un teléfono lleno de canales donde van a estar permanentemente bombardeados con este tipo de ideas, difícilmente les vamos a poder ayudar. Que estén con sus hijos, que les miren a la cara y que les acompañen, pero sobre todo que les eduquen en que la libertad y la valentía en esta vida es tener la capacidad de no ser el que tenga reconocimiento del grupo, sino ser aquel que, independientemente de ser criticado por el grupo, haga aquello que puede resultar más ecológico para él mismo. Por desgracia, esto se puede volver en todos los sentidos, una fortaleza. Y digo por desgracia porque estamos viendo que estamos siendo empujados en lo sanitario, empujados en lo sexual, empujados en la idea de ecologismo, empujados en la idea de naturalismo. Estamos siendo empujados en todos los pensamientos que podamos llegar a tener. Y el hecho de enseñarles a ser fuertes y valientes y no ser reconocidos en positivo por el grupo, es enseñarles a discrepar el día de mañana de toda esta ideología que ahora mismo nos puede crucificar simplemente por atrevernos a dudar.

POR AGUSTINA SUCRI
Enlace del artículo original

“La minería ilegal y el acaparamiento de tierras amenazan a la población” (Costa de Marfil)

 Al igual que en Ghana, en Costa de Marfil la extracción ilegal de oro es un problema que compromete la salud de los habitantes y daña el medio ambiente. Y como en Ghana, también en Costa de Marfil, los obispos invitan al «gobierno a intensificar la lucha contra la explotación clandestina del oro». El llamamiento figura en el mensaje de la Conferencia Episcopal de Costa de Marfil (Cecci) para la 26ª Jornada Nacional de la Paz, que se celebra el 15 de noviembre.

Yamusukro (Agencia Fides) –

La minería ilegal, recuerdan los obispos, «se ha extendido rápidamente en Costa de Marfil en los últimos años y está provocando un deterioro desastroso del entorno vital general. La carrera anárquica de los buscadores del metal amarillo no está exenta de consecuencias para las localidades en las que se instalan, provocando graves problemas de salud pública, ya que los efectos del uso del mercurio son nocivos para las poblaciones que están constantemente expuestas a él». La destrucción de bosques y cultivos y la contaminación de las aguas subterráneas son los principales daños medioambientales causados por estas actividades.
La temeraria búsqueda de oro no sólo provoca daños medioambientales, sino que también ha provocado graves enfrentamientos con la policía que intenta impedir estas actividades ilegales. Por ejemplo, en Kokumbo se produjeron enfrentamientos el 13 de octubre que dejaron cinco muertos y 22 heridos, entre ellos seis gendarmes y cuatro agentes forestales.
Otra consecuencia de gran impacto social de la «fiebre del oro» que se ha apoderado de los marfileños (aunque también hay muchos buscadores de los estados vecinos e incluso de China), es el abandono de los estudios por parte de los jóvenes atraídos por la promesa de una ganancia inmediata. En Bengassou, en el centro-este del país, más de un millar de estudiantes han abandonado sus estudios para buscar fortuna en la mina clandestina de Bocanda, según una comparación de las matrículas de 2021 a 2022.

A esto se suma el tráfico de niños y jóvenes para emplearlos en las minas ilegales.

A esto se suma el tráfico de niños y jóvenes para emplearlos en las minas ilegales.
Otro problema destacado por los obispos es el acaparamiento de tierras, descrito como «otra amenaza para el desarrollo y la seguridad alimentaria» en Costa de Marfil. «La compra masiva de tierras agrícolas por parte de algunas potencias extranjeras es un reto que preocupa a todos y especialmente al gobierno.

Esta práctica, que favorece los cultivos de renta, es denunciada como una nueva forma de agro-colonialismo por varias ONG y diversas organizaciones de agricultores», subrayan los obispos. «Frente a este modelo de inversión extranjera, pedimos a nuestros gobiernos que se pongan del lado de los campesinos diciendo que ellos también son creadores de riqueza y, por tanto, deben beneficiarse de la protección del poder público”.
(L.M.) (Agencia 17/11/2022)

Lugares y fechas de las concentraciones navideñas en 2022

 

ACTOS DE NAVIDAD- diciembre 2022

SÁBADO, 10 DE DICIEMBRE

MARCHA CÓRDOBA

Salida: Bulevar – Gran Capitán (junto parroquia S. Nicolás)

Marcha a las 19h.

Eucaristía por la Justicia:

Parroquia del Salvador y Sto. Domingo de Silos (La Compañía)

Viernes, 09 diciembre a las 20 h.

MARCHA CIUDAD GUAYANA (VENEZUELA)

Eucaristía por la Justicia 7:30 h. en la Casa Emaús

Marcha a las 8.50 h. Salida hacia la Pica – Pica

CONCENTRACIÓN EN PAMPLONA

Plaza del Castillo a las 13 horas

Eucaristía por la justicia el día 9 de diciembre, a las 19h parroquia San Alberto Magno.

DOMINGO, 11 DICIEMBRE

MARCHA EN SEVILLA

Salida: Puerta Jerez

Marcha a las 18:30h.

Eucaristía por la Justicia:

Parroquia de Nuestra Señora de la Candelaria. 4 de diciembre, a las13:00 h.

CONCENTRACIÓN EN ALMERIA

La Rambla (altura de Los Lápices)

Concentración a las 13 h.

Eucaristía por la Justicia:

Parroquia de San Agustín. 11 de diciembre, a las 10 horas

CONCENTRACIÓN EN ALCALÁ DE HENARES  

Concentración en calle Mayor (frente al Hospitalillo) a las 13:30

El día 9 diciembre, acto en la parroquia Virgen de Belén (20 H.)

CONCENTRACIÓN EN TORTOSA 

Domingo 11 de diciembre. 12:00h Eucaristía por la Justicia y concentración en finalizar la misa, en la parroquia del Roser (Tortosa)… y el sábado 10 de diciembre difusión de Cultura Solidaria en la Plaza del Ángel de 10:00h a 14:30h

Además de la miseria y la pobreza, las guerras llevan aparejadas en la economía otras consecuencias letales que van mucho más allá de los territorios en conflicto como el endeudamiento y la subida de precios. Hay bombas que no emplean balas…

VIERNES, 16 DICIEMBRE

MARCHA EN ÚBEDA

Salida: Avenida Cristo Rey (junto Parroquia S. Juan Bautista)

Marcha a las 19:30

Eucaristía por la Justicia:

S. Juan Bautista. Viernes, 16 de diciembre a las 19h.

SÁBADO, 17 DICIEMBRE

CONCENTRACIÓN EN MADRID

Concentración en Callao a las 13:30 h.

(El jueves 15 de diciembre Eucaristía por la Justicia en la parroquia Nuestra Señora de La Fe en el Barrio del Pilar a las 19:00)

MARCHA EN HUELVA

Salida: Calle Concepción

Marcha a las 13 h.

CONCENTRACIÓN EN SANTANDER 

Concentración a las 13.00 en la Plaza del Ayuntamiento

MARCHA EN CIUDAD BOLIVAR (VENEZUELA)

Eucaristía por la Justicia, 9:00 h. en la catedral

Marcha a las 10:00 a.m.

DIFUSIÓN Y MARCHA EN BARCELONA

Difusión de Cultura Solidaria en la Avenida del Portal del Ángel 10:00h a 19:00h.

A las 18:00h pancarta itinerante por el centro y a las 19:30h concentración con lectura del manifiesto en la Plaza Sant Jaume. 

También el viernes 16 de Diciembre a las 19:30h Eucaristía por la Justicia y concentración en finalizar la misa. En la Parroquia de Santa Eulalia de Vilapicina (Barcelona)

DOMINGO, 18 DICIEMBRE

CONCENTRACIÓN EN VILLAFRANCA DE LOS BARROS (BADAJOZ)

Concentración a las 11 en Plaza de España

Eucaristía por la Justicia:

Sábado 17 Parroquia de Nuestra Señora del Valle a las 19,30h

 

Radio: Niñas esclavas en Freetown

La situación de niñas prostituidas en Sierra Leona es impresionante. Los países empobrecidos sufren el drama de la esclavitud infantil. Luchemos solidariamente. Este es un extracto del programa Punto de Fuga. «Venderse para comer»

Reportaje «Libertad» sobre la prisión de hombres de Pademba, en Sierra Leona

La prisión de hombres de Pademba, en la capital de Sierra Leona, fue construida hace 84 años para 220 reclusos, pero en la actualidad alberga a más de 1.900. En ella hay menores que llegan por vivir en la calle o robar un móvil, sin antecedentes, sin juicio y sin que sus familias lo sepan. Comparten celda con adultos y sufren todo tipo de abusos. Chennor y John son dos exreclusos que sufrieron en ella todo tipo de humillaciones cuando eran menores de edad: una comida al día, sin agua, violencia física, verbal y sexual… Sobrevivieron a Pademba y salvaron su vida gracias a la ayuda de los misioneros salesianos. La Prisión de Pademba es sólo un ejemplo. Cada año más de un millón de menores en el mundo son privados de libertad, y para muchos somos su única esperanza.

Jornada Mundial de los Pobres «Jesucristo se hizo pobre por ustedes»

MENSAJE DEL SANTO PADRE FRANCISCO

VI JORNADA MUNDIAL DE LOS POBRES

Domingo XXXIII del Tiempo Ordinario
13 de noviembre de 2022

Jesucristo se hizo pobre por ustedes (cf. 2 Co 8,9)

1.“Jesucristo se hizo pobre por ustedes” (cf. 2 Co8,9). Con estas palabras el apóstol Pablo se dirige a los primeros cristianos de Corinto, para dar fundamento a su compromiso solidario con los hermanos necesitados. La Jornada Mundial de los Pobresse presenta también este año como una sana provocación para ayudarnos a reflexionar sobre nuestro estilo de vida y sobre tantas pobrezas del momento presente.

Algunos meses atrás, el mundo estaba saliendo de la tempestad de la pandemia, mostrando signos de recuperación económica que traerían alivio a millones de personas empobrecidas por la pérdida del empleo. Se vislumbraba un poco de serenidad que, sin olvidar el dolor por la pérdida de los seres queridos, prometía finalmente poder regresar a las relaciones interpersonales directas, a reencontrarnos sin limitaciones o restricciones. Y es entonces que ha aparecido en el horizonte una nueva catástrofe, destinada a imponer al mundo un escenario diferente.

La guerra en Ucrania vino a agregarse a las guerras regionales que en estos años están trayendo muerte y destrucción. Pero aquí el cuadro se presenta más complejo por la directa intervención de una “superpotencia”, que pretende imponer su voluntad contra el principio de autodeterminación de los pueblos. Se repiten escenas de trágica memoria y una vez más el chantaje recíproco de algunos poderosos acalla la voz de la humanidad que invoca la paz.

  1. ¡Cuántos pobres genera la insensatez de la guerra! Dondequiera que se mire, se constata cómo la violencia afecta a los indefensos y a los más débiles. Deportación de miles de personas, especialmente niños y niñas, para desarraigarlos e imponerles otra identidad. Se vuelven actuales las palabras del Salmista ante la destrucción de Jerusalén y el exilio de los jóvenes hebreos: «Junto a los ríos de Babilonia / nos sentábamos a llorar, / acordándonos de Sión. / En los sauces de las orillas / teníamos colgadas nuestras cítaras. / Allí nuestros carceleros / nos pedían cantos, / y nuestros opresores, alegría. / […] ¿Cómo podíamos cantar un canto del Señor / en tierra extranjera?» (Sal 137,1-4).

Son millones las mujeres, los niños, los ancianos obligados a desafiar el peligro de las bombas con tal de ponerse a salvo buscando amparo como refugiados en los países vecinos. Los que permanecen en las zonas de conflicto, conviven cada día con el miedo y la falta de alimentos, agua, atención médica y sobre todo de cariño. En estas situaciones, la razón se oscurece y quienes sufren las consecuencias son muchas personas comunes, que se suman al ya gran número de indigentes. ¿Cómo dar una respuesta adecuada que lleve alivio y paz a tantas personas, dejadas a merced de la incertidumbre y la precariedad?

  1. En este contexto tan contradictorio se enmarca la VIJornada Mundial de los Pobres, con la invitación —tomada del apóstol Pablo— a tener la mirada fija en Jesús, el cual «siendo rico, se hizo pobre por nosotros, a fin de enriquecernos con su pobreza» (2 Co8,9). En su visita a Jerusalén, Pablo se había encontrado con Pedro, Santiago y Juan, quienes le habían pedido que no se olvidara de los pobres. La comunidad de Jerusalén, en efecto, se encontraba en graves dificultades por la carestía que azotaba al país, y el Apóstol se había preocupado inmediatamente de organizar una gran colecta en favor de los pobres. Los cristianos de Corinto se mostraron muy sensibles y disponibles. Por indicación de Pablo, cada primer día de la semana recogían lo que habían logrado ahorrar y todos eran muy generosos.

Como si el tiempo no hubiera transcurrido desde aquel momento, también nosotros cada domingo, durante la celebración de la Santa Eucaristía, realizamos el mismo gesto, poniendo en común nuestras ofrendas para que la comunidad pueda proveer a las exigencias de los más pobres. Es un signo que los cristianos siempre han realizado con alegría y sentido de responsabilidad, para que a ninguna hermana o hermano le falte lo necesario. Lo atestigua ya san Justino, que, en el segundo siglo, explicando la celebración dominical de los cristianos al emperador Antonio Pío, escribía así: «En el día llamado “del Sol” se reúnen todos juntos, habitantes de la ciudad o del campo, y se leen las memorias de los Apóstoles o los escritos de los profetas según el tiempo lo permita. […] Luego se hace la fracción y distribución de los elementos consagrados a cada uno y a través de los diáconos se envía a los ausentes. Los adinerados y los que lo desean dan libremente, cada uno lo que quiere y lo que se recoge viene depositado con el sacerdote. Este socorre a los huérfanos, a las viudas, y a quien es indigente por enfermedad o por cualquier otra causa, a los encarcelados, a los extranjeros que se encuentran entre nosotros: en resumen, tiene cuidado de cualquiera que esté en necesidad» (Primera Apología, LXVII, 1-6).

  1. Regresando a la comunidad de Corinto, después del entusiasmo inicial, su compromiso comenzó a disminuir y la iniciativa propuesta por el Apóstol perdió fuerza. Es este el motivo que estimula a Pablo a escribir de manera apasionada insistiendo en la colecta, «llévenla ahora a término, para que los hechos respondan, según las posibilidades de cada uno, a la decisión de la voluntad» (2 Co8,11).

Pienso en este momento en la disponibilidad que, en los últimos años, ha movido a enteras poblaciones a abrir las puertas para acoger millones de refugiados de las guerras en Oriente Medio, en África central y ahora en Ucrania. Las familias han abierto de par en par sus casas para hacer espacio a otras familias, y las comunidades han recibido con generosidad tantas mujeres y niños para ofrecerles la debida dignidad. Sin embargo, mientras más dura el conflicto, más se agravan sus consecuencias. A los pueblos que acogen les resulta cada vez más difícil dar continuidad a la ayuda; las familias y las comunidades empiezan a sentir el peso de una situación que va más allá de la emergencia. Este es el momento de no ceder y de renovar la motivación inicial. Lo que hemos comenzado necesita ser llevado a cumplimiento con la misma responsabilidad.

  1. La solidaridad, en efecto, es precisamente esto: compartir lo poco que tenemos con quienes no tienen nada, para que ninguno sufra. Mientras más crece el sentido de comunidad y de comunión como estilo de vida, mayormente se desarrolla la solidaridad. Por otra parte, es necesario considerar que hay países donde, en las últimas décadas, se ha producido un importante aumento del bienestar para muchas familias, que han alcanzado un estado de vida seguro. Este es un resultado positivo debido a la iniciativa privada y a leyes que han apoyado el crecimiento económico articulado con un incentivo concreto a las políticas familiares y a la responsabilidad social. El patrimonio de seguridad y estabilidad logrado pueda ahora ser compartido con aquellos que se han visto obligados a abandonar su hogar y su país para salvarse y sobrevivir. Como miembros de la sociedad civil, mantengamos vivo el llamado a los valores de libertad, responsabilidad, fraternidad y solidaridad. Y como cristianos encontremos siempre en la caridad, en la fe y en la esperanza el fundamento de nuestro ser y nuestro actuar.
  2. Es interesante observar que el Apóstol no quiere obligar a los cristianos forzándolos a una obra de caridad. De hecho, escribe: «Esta no es una orden» (2 Co8,8); más bien, pretende “manifestar la sinceridad” de su amor en la atención y solicitud por los pobres (cf. ibíd.). Como fundamento de la petición de Pablo está ciertamente la necesidad de una ayuda concreta, pero su intención va más allá. Él invita a realizar la colecta para que sea un signo del amor, tal como lo ha testimoniado el mismo Jesús. En definitiva, la generosidad hacia los pobres encuentra su motivación más fuerte en la elección del Hijo de Dios que quiso hacerse pobre Él mismo.

El Apóstol, en efecto, no teme afirmar que esta elección de Cristo, este “despojo” suyo, es una «gracia», más aún, «la gracia de nuestro Señor Jesucristo» (2 Co 8,9), y sólo acogiéndola podemos dar expresión concreta y coherente a nuestra fe. La enseñanza de todo el Nuevo Testamento tiene su unidad en torno a este tema, que también se refleja en las palabras del apóstol Santiago: «Pongan en práctica la Palabra y no se contenten sólo con oírla, de manera que se engañen a ustedes mismos. El que oye la Palabra y no la practica, se parece a un hombre que se mira en el espejo, pero en seguida se va y se olvida de cómo es. En cambio, el que considera atentamente la Ley perfecta, que nos hace libres, y se aficiona a ella, no como un oyente distraído, sino como un verdadero cumplidor de la Ley, será feliz al practicarla» (St 1,22-25).

  1. Frente a los pobres no se hace retórica, sino que se ponen manos a la obra y se practica la fe involucrándose directamente, sin delegar en nadie. A veces, en cambio, puede prevalecer una forma de relajación, lo que conduce a comportamientos incoherentes, como la indiferencia hacia los pobres. Sucede también que algunos cristianos, por un excesivo apego al dinero, se empantanan en el mal uso de los bienes y del patrimonio. Son situaciones que manifiestan una fe débil y una esperanza endeble y miope.

Sabemos que el problema no es el dinero en sí, porque este forma parte de la vida cotidiana y de las relaciones sociales de las personas. Más bien, lo que debemos reflexionar es sobre el valor que tiene el dinero para nosotros: no puede convertirse en un absoluto, como si fuera el fin principal. Tal apego impide observar con realismo la vida de cada día y nubla la mirada, impidiendo ver las necesidades de los demás. Nada más dañino le puede acontecer a un cristiano y a una comunidad que ser deslumbrados por el ídolo de la riqueza, que termina encadenando a una visión de la vida efímera y fracasada.

Por lo tanto, no se trata de tener un comportamiento asistencialista hacia los pobres, como suele suceder; es necesario, en cambio, hacer un esfuerzo para que a nadie le falte lo necesario. No es el activismo lo que salva, sino la atención sincera y generosa que permite acercarse a un pobre como a un hermano que tiende la mano para que yo me despierte del letargo en el que he caído. Por eso, «nadie debería decir que se mantiene lejos de los pobres porque sus opciones de vida implican prestar más atención a otros asuntos. Ésta es una excusa frecuente en ambientes académicos, empresariales o profesionales, e incluso eclesiales. […] Nadie puede sentirse exceptuado de la preocupación por los pobres y por la justicia social» (Exhort. ap. Evangelii gaudium, 201). Es urgente encontrar nuevos caminos que puedan ir más allá del marco de aquellas políticas sociales «concebidas como una política hacia los pobres pero nunca con los pobres, nunca de los pobres y mucho menos inserta en un proyecto que reunifique a los pueblos» (Carta enc. Fratelli tutti, 169). En cambio, es necesario tender a asumir la actitud del Apóstol que podía escribir a los corintios: «No se trata de que ustedes sufran necesidad para que otros vivan en la abundancia, sino de que haya igualdad» (2 Co 8,13).

  1. Hay una paradoja que hoy como en el pasado es difícil de aceptar, porque contrasta con la lógica humana: hay una pobreza que enriquece. Haciendo referencia a la “gracia” de Jesucristo, Pablo quiere confirmar lo que Él mismo predicó, es decir, que la verdadera riqueza no consiste en acumular «tesoros en la tierra, donde la polilla y la herrumbre los consumen, y los ladrones perforan las paredes y los roban» (Mt6,19), sino en el amor recíproco que nos hace llevar las cargas los unos de los otros para que nadie quede abandonado o excluido. La experiencia de debilidad y limitación que hemos vivido en los últimos años, y ahora la tragedia de una guerra con repercusiones globales, nos debe enseñar algo decisivo: no estamos en el mundo para sobrevivir, sino para que a todos se les permita tener una vida digna y feliz. El mensaje de Jesús nos muestra el camino y nos hace descubrir que hay una pobreza que humilla y mata, y hay otra pobreza, la suya, que nos libera y nos hace felices.

La pobreza que mata es la miseria, hija de la injusticia, la explotación, la violencia y la injusta distribución de los recursos. Es una pobreza desesperada, sin futuro, porque la impone la cultura del descarte que no ofrece perspectivas ni salidas. Es la miseria que, mientras constriñe a la condición de extrema pobreza, también afecta la dimensión espiritual que, aunque a menudo sea descuidada, no por esto no existe o no cuenta. Cuando la única ley es la del cálculo de las ganancias al final del día, entonces ya no hay freno para pasar a la lógica de la explotación de las personas: los demás son sólo medios. No existen más salarios justos, horas de trabajo justas, y se crean nuevas formas de esclavitud, sufridas por personas que no tienen otra alternativa y deben aceptar esta venenosa injusticia con tal de obtener lo mínimo para su sustento.

La pobreza que libera, en cambio, es la que se nos presenta como una elección responsable para aligerar el lastre y centrarnos en lo esencial. De hecho, se puede encontrar fácilmente esa sensación de insatisfacción que muchos experimentan, porque sienten que les falta algo importante y van en su búsqueda como errantes sin una meta. Deseosos de encontrar lo que pueda satisfacerlos, tienen necesidad de orientarse hacia los pequeños, los débiles, los pobres para comprender finalmente aquello de lo que verdaderamente tenían necesidad. El encuentro con los pobres permite poner fin a tantas angustias y miedos inconsistentes, para llegar a lo que realmente importa en la vida y que nadie nos puede robar: el amor verdadero y gratuito. Los pobres, en realidad, antes que ser objeto de nuestra limosna, son sujetos que nos ayudan a liberarnos de las ataduras de la inquietud y la superficialidad.

Un padre y doctor de la Iglesia, san Juan Crisóstomo, en cuyos escritos se encuentran fuertes denuncias contra el comportamiento de los cristianos hacia los más pobres, escribió: «Si no puedes creer que la pobreza te enriquece, piensa en tu Señor y deja de dudar de esto. Si Él no hubiera sido pobre, tú no serías rico; esto es extraordinario, que de la pobreza surgió abundante riqueza. Pablo quiere decir aquí con “riquezas” el conocimiento de la piedad, la purificación de los pecados, la justicia, la santificación y otras mil cosas buenas que nos han sido dadas ahora y siempre. Todo esto lo tenemos gracias a la pobreza» (Homilías sobre la II Carta a los Corintios, 17,1).

  1. El texto del Apóstol al que se refiere esta VI Jornada Mundial de los Pobrespresenta la gran paradoja de la vida de fe: la pobreza de Cristo nos hace ricos. Si Pablo pudo dar esta enseñanza —y la Iglesia difundirlo y testimoniarlo a lo largo de los siglos— es porque Dios, en su Hijo Jesús, eligió y siguió este camino. Si Él se hizo pobre por nosotros, entonces nuestra misma vida se ilumina y se transforma, y ​​adquiere un valor que el mundo no conoce ni puede dar. La riqueza de Jesús es su amor, que no se cierra a nadie y va al encuentro de todos, especialmente de los que son marginados y privados de lo necesario. Por amor se despojó a sí mismo y asumió la condición humana. Por amor se hizo siervo obediente, hasta morir y morir en la cruz (cf. Flp2,6-8). Por amor se hizo «pan de Vida» (Jn 6,35), para que a nadie le falte lo necesario y pueda encontrar el alimento que nutre para la vida eterna. También en nuestros días parece difícil, como lo fue entonces para los discípulos del Señor, aceptar esta enseñanza (cf. Jn 6,60); pero la palabra de Jesús es clara. Si queremos que la vida venza a la muerte y la dignidad sea rescatada de la injusticia, el camino es el suyo: es seguir la pobreza de Jesucristo, compartiendo la vida por amor, partiendo el pan de la propia existencia con los hermanos y hermanas, empezando por los más pequeños, los que carecen de lo necesario, para que se cree la igualdad, se libere a los pobres de la miseria y a los ricos de la vanidad, ambos sin esperanza.
  2. El pasado 15 de mayo canonicé al hermano Charles de Foucauld, un hombre que, nacido rico, renunció a todo para seguir a Jesús y hacerse con Él pobre y hermano de todos. Su vida eremítica, primero en Nazaret y luego en el desierto del Sahara, hecha de silencio, oración y compartir, es un testimonio ejemplar de la pobreza cristiana. Nos hará bien meditar en estas palabras suyas: «No despreciemos a los pobres, a los pequeños, a los trabajadores; ellos no sólo son nuestros hermanos en Dios, sino que son también aquellos que del modo más perfecto imitan a Jesús en su vida exterior. Ellos nos representan perfectamente a Jesús, el Obrero de Nazaret. Son los primogénitos entre los elegidos, los primeros llamados a la cuna del Salvador. Fueron la compañía habitual de Jesús, desde su nacimiento hasta su muerte […]. Honrémoslos, honremos en ellos las imágenes de Jesús y de sus santos padres […]. Tomemos para nosotros [la condición] que Él tomó para sí mismo […]. No dejemos nunca de ser pobres en todo, hermanos de los pobres, compañeros de los pobres, seamos los más pobres de los pobres como Jesús, y como Él amemos a los pobres y rodeémonos de ellos» ( Comentario al Evangelio de Lucas, Meditación 263) [1]. Para el hermano Charles estas no fueron sólo palabras, sino un estilo de vida concreto, que lo llevó a compartir con Jesús el don de la vida misma.

Que esta VI Jornada Mundial de los Pobres se convierta en una oportunidad de gracia, para hacer un examen de conciencia personal y comunitario, y preguntarnos si la pobreza de Jesucristo es nuestra fiel compañera de vida.

Roma, San Juan de Letrán, 13 de junio de 2022, Memoria de san Antonio de Padua.

 

«¡Y tan alta vida espero!» Rosario Navarro. In memoriam.

En el mes de la Virgen del Rosario, el 26 de octubre, la Madre en la que tanto confiaba vino a recogerla para otorgarle la plenitud de la vida que ella tan bien intuía y tanto anhelaba. En la habitación de su casa, en la última madrugada, mantuvo durante unas horas, como una letanía que ella misma dirigía: “Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo, ahora y en la hora de nuestra muerte”.

Indomable, con la fuerza de voluntad que siempre la caracterizó, había decidido pasar de una vida a la otra glorificando al Dios Trinitario, en cuyo seno estaba segura que sería acogida.

Así fueron las últimas palabras de Rosario. Murió rodeada de toda su familia y el sacerdote amigo que la acompañó desde la infancia. Mientras, sus cinco hijos dormían en el piso de arriba. Porque Rosario tenía 45 años y es madre de seis hijos (uno ya en el cielo, tras un aborto natural temprano).

Su familia se ha caracterizado por su apertura a otras familias en un entramado de Familia de familias. Nacida en el seno del Movimiento Cultural Cristiano, de una familia constituida en los comienzos de esta asociación laical. Había vivido desde su infancia la fraternidad entusiasmante de una gran familia (red de familias) que comparten el ideal del seguimiento de Jesús en la Iglesia y en los más pobres. Educada, enamorada y casada también en el seno del Movimiento, la nueva familia no quiso privar a sus hijos de esta experiencia, que sentían como un privilegio y una misión.

Su gran pasión, la Educación. Maestra de maestros y pedagogos de profesión, dedicó lo mejor de su tiempo a los grupos de niños y jóvenes en el Movimiento Cultural Cristiano. En su entierro una corona de flores decía “Tus niñas mayores te quieren”. Eran las niñas de los primeros grupos de los que fue responsable que ya empezaban a casarse, y que nunca perdieron con ella esta íntima relación de amor que Rosario siempre creaba. Conocía al detalle la personalidad, los valores de cada uno, y era depositaria de los agobios y angustias de cada corazón, porque ellos se los revelaban. Tenía un don natural para leer el corazón de aquellos que conocía, a los que quería con un amor humilde y atento desde el primer encuentro. Y era así no solo con los hijos de los militantes de su asociación, sino con todos los amigos que ellos acercaban a los grupos. Esta capacidad de empatizar, de acompañar a cada corazón, de entrelazar las almas en una relación de amor que promocionaba y abría a la fe, era su principal gracia.

Mantuvo una batalla de veintisiete meses contra la enfermedad, en la que aceptó con agrado y alegría nueve tratamientos consecutivos, a pesar de la agresividad de los mismos. Quería vivir a toda costa, no se rindió ni en los últimos momentos, en los que siguió apostando por la Vida.

Vivió su enfermedad desde el Amor de Dios y así nos la hizo vivir a los que convivimos con ella. En veintisiete meses, los más cercanos, en los que no nos separamos de ella, no oímos ni una sola queja, ni física, ni moral. Lo tenía claro (le fue regalado tenerlo claro) y así nos lo repetía: “Creemos que Dios es Padre Amoroso, es el máximo de la Bondad. Y creemos también que todo lo puede. Por tanto, lo que se derive de este proceso va a ser necesariamente bueno, lo entendamos o no. Entonces ¿por qué preocuparse?” Firmemente convencida, lo demostraba su permanente alegría.

Fue haciendo un camino de humildad donde, a más cruz, más unión íntima con Jesús. En la cruz vivió el desposorio con su Señor, al que, meses antes, le había entregado la vida y, semanas antes, TODO. Y el Señor hizo el milagro de transparentarse por medio de ella, de hacerse especialmente presente en ella. La dulzura y el amor donado en extremo, llena de una confianza entrañable, llenaron la casa de verdadera alegría, en forma de acogida, trabajo y servicio, en las últimas semanas. Su casa en ese momento era un verdadero trozo de cielo, una Iglesia doméstica, donde las oraciones por el mundo entero, en especial los pobres, entraron como un vendaval de presencia del Dios Trinidad.

En el verano del diagnóstico, un cáncer de mama máximamente agresivo, toda la familia peregrinó a Fátima a ponerse a los pies de la Virgen, bajo su amparo. Y se repitió en cada uno de los tres veranos que duró la enfermedad, sin que le importara el grado de gravedad para el viaje. Cada año aumentaba el número de peregrinos, hasta lograr que los once primos, sus hijos y sobrinos, acompañarán con ardor el rosario nocturno de Fátima, se confesaran y participaran de la Eucaristía, esos lugares privilegiados de gracia santificante.

Su enfermedad, de extremo sufrimiento y, a la vez, de paz del Señor, estaba ofrecida por lo que fueron sus dos grandes causas, por las que su corazón ardía en amor sacrificado: la conversión de los jóvenes y la restauración de los matrimonios en crisis. Quería la promoción integral de las personas, y por ello ofrecía sus sufrimientos y esfuerzos. Con qué determinación trabajó incansablemente por ello hasta el día de su muerte.

Con el grupo de jóvenes del Movimiento Cultural Cristiano

Ni en los ingresos hospitalarios en los momentos de extrema gravedad cesaba su actividad, organizando los campamentos del grupo de jóvenes Carlo Acutis del Movimiento Cultural Cristiano, a quienes encomendó su conversión; preparando las catequesis online del grupo de preadolescente con las queridas hermanas carmelitas y sus campamentos de verano. En tres ocasiones perdió el billete de avión por estos ingresos hospitalarios de gravedad, porque, a pesar de su situación, tenía prevista su asistencia a alguna de estas actividades con jóvenes. En el Homenaje a Guillermo Rovirosa y Julián Gómez del Castillo en febrero de 2022, impartió, desde su silla de ruedas, unos talleres al grupo juvenil tras haber recibido una transfusión de sangre para poder viajar a Córdoba. ¡Con cuánto esfuerzo y cuánta alegría lo hizo! Dios ya hacía estos milagros en ella.

En estos meses su casa no solo ha sido un permanente trasiego de jóvenes (pizzas en la cocina, cena en la azotea, reuniones y películas en el sótano, reuniones con sacerdotes, reuniones de formación…), sino que allí donde se enteraba o le informaban que había un matrimonio en crisis, los hacía venir. Transmitía que el matrimonio es cosa de tres, que el Señor está en medio, y que la llamada es a la santidad. Ha enviado a muchos a los cursos del Proyecto de Amor Conyugal, y ha orado y ofrecido sufrimientos por ellos hasta lograr su asistencia. Y, de nuevo, por medio de ella y de otros, se han sucedido nuevos milagros.

El matrimonio en Cristo como fundamento de la familia tuvo para ella máximo valor, y así quiso transmitirlo a sus hijos y a los jóvenes. Tuvo que luchar mucho, con un amor indescriptible, para recibir el don de vivir su matrimonio como Dios lo pensó. Solo diez días antes de su muerte, encontró fuerza y ánimo suficiente para asistir a la boda de un ahijado. En un grado extremo de gravedad no solo asistió, sino que se arregló con esmero y se encargó personalmente del arreglo de sus hijas preadolescentes. ¡Con cuánta delicadeza cuidó todos los detalles! Quería que recibieran directamente de ella la impronta de un cuidado femenino y delicado de sus personas, como expresión de la importancia suprema del acontecimiento al que asistían: un matrimonio en Cristo. ¡Cómo disfrutó esas cuatro horas! ¡Cuántas oraciones por la santidad de estos matrimonios! Suponía ver a “sus niñas mayores” formando sus familias. Algunas de ellas les presentaban a sus maridos ya que por motivo de la enfermedad ella aún no los conocía.  Vivía con entusiasmo que cada matrimonio en la Iglesia se entendiera como una piedra angular sobre la que construir una familia santa que, unida a otras familias, puedan ser cimiento de nueva civilización frente a este totalitarismo relativista y opresor de los más débiles.

Sin embargo, lo más sorprendente de este periodo de enfermedad ha sido ver su proceso interior. Fue muy frecuente la presencia de sacerdotes amigos, por los que pedía permanentemente, en cada rosario diario, por su santidad. Ellos le traían diariamente la comunión (¡cómo la vivía, con qué ternura recibía al Señor!). En ocasiones, celebraban la Eucaristía en la casa rodeada de familiares y amigos. Y hasta por tres veces recibió la Unción de enfermos en compañía de sus hijos y la familia más cercana. También frecuentaba el Sacramento de la Reconciliación, porque se obstinaba en mantener un corazón limpio. Además, había una gran red de oración en torno a su enfermedad, no solo de los miembros del Movimiento, sino de tantas y tantas comunidades laicales y religiosas, de conventos de clausura y sacerdotes lejanos, de vecinos, familiares, compañeros de trabajo, amigos de cada etapa de su vida… Le conmovía especialmente la oración de los pobres en Venezuela, sus hermanos venezolanos del Movimiento, que en medio de barrios que son basureros, pasaban noches enteras ante el Santísimo. Sus llamadas, sus mensajes la llenaron de inmensa alegría. No lo merecía, decía, le abrumaba tanta ternura de Dios con ella por medio de sus hermanos.

Pedimos el milagro de su sanación física, pero el Dios de la Misericordia ha superado toda expectativa y le ha otorgado la Vida con mayúsculas, que empezó a vivir aquí en la tierra, como una primicia, de la que somos testigos. No ha habido conciencia de enfermedad como algo trágico, ni en ella, ni en la casa. Y tampoco se ha vivido la muerte como un final, sino un paso sereno y consciente de una a otra forma de vida, la vida eterna, la vida en Dios, la vida real y de alegría perfecta, a la que todos somos llamados.

En su Getsemaní ella entregó su vida a Dios, pidiendo el milagro de su curación hasta el último día, pero aceptando, más bien amando, la voluntad de Dios. Y esta entrega le dio la libertad y la alegría en el dolor, y una unión mística al final de su vida de la que todos hemos sido testigos. Bendito el Señor por su vida en Rosario. Bendita la Virgen por la vida de Rosario.

 

Solidaridad.net

El papel de China en los delitos transnacionales y los flujos ilícitos

Según un artículo publicado en Diario 16 «La República Popular China juega un papel extremadamente impactante como país de origen, tránsito y/o demanda en muchos de los delitos transnacionales más graves y extendidos. Igualmente es un facilitador clave de los flujos financieros ilícitos globales»

Según este artículo, un informe de la organización Global Financial Integrity (GFI), Made in China: China’s Role in Transnational Crime & Illicit Financial Flows, al que Diario16 ha tenido acceso, analiza el papel de China en cuatro delitos transnacionales diferentes: tráfico de drogas, falsificación y robo de propiedad intelectual, tráfico de personas y tráfico de vida silvestre, así como los flujos financieros ilícitos (FFI) asociados a estos delitos. 

El documento analiza la dinámica de estos crímenes en relación con China tanto a nivel nacional como internacional; los impulsores y facilitadores políticos, económicos, sociales y culturales de estos delitos; leyes y reglamentos relacionados con estos delitos; y cómo el gobierno chino ha respondido a estos crímenes y FFI.

«China ha ampliado su influencia en una amplia gama de áreas de delincuencia transnacional, incluido el tráfico, los narcóticos y el robo de propiedad intelectual. El flujo de dinero ilícito relacionado con estas actividades es masivo y el impacto en la seguridad global ha sido sustancial», ha afirmado el presidente y director ejecutivo de GFI, Tom Cardamone.

El gigante asiático ha sido durante mucho tiempo un centro de producción y tráfico de narcóticos. Se estima que su «industria farmacéutica» nacional por sí sola tiene un valor anual de 82.000 millones de dólares estadounidenses:

  • La combinación del promedio del beneficio anual de la Organización Internacional del Trabajo de 5.000 dólares por víctima en la región de Asia y el Pacífico con el Índice Global de Esclavitud estimado de 3,8 millones de víctimas de la trata en China da una estimación aproximada del valor de la trata de personas en China de 19.000 millones.
  • Por otro lado, China y Hong Kong son responsables del 86% de los productos falsificados que se comercializan a nivel mundial, con un valor estimado de 438.000 millones de dólares anuales.
  • La Academia de Ingeniería de China estimó que la cría de vida silvestre en China para la industria de la medicina tradicional tiene un valor de 7.000 millones de dólares estadounidenses al año. Sin embargo, esa cifra no tiene en cuenta el comercio ilegal. Es probable que esa cifra sea muchas veces mayor, a juzgar por las incautaciones de partes de animales como escamas de pangolín, cuerno de rinoceronte y hueso de tigre.
  • Desde 2007-2008, el sistema bancario en la sombra de China se ha convertido en un oscuro sistema financiero de 10 billones de dólares que conecta a miles de instituciones financieras con empresas, gobiernos locales y cientos de millones de hogares.

Con respecto a los factores que contribuyen al aumento de la delincuencia mundial en China, las dinámicas internas dentro del país (económicas, políticas, sociales y culturales) son los principales impulsores de la delincuencia transnacional y los FFI.

Desde el punto de vista político, uno de los impulsores más claros de la delincuencia transnacional en China es, con diferencia, el trabajo forzoso patrocinado por el Estado. El ejemplo más notable es la represión de los uigures y otros musulmanes turcos en Xinjiang. Económicamente, la innovación en industrias como la fabricación, la tecnología informática y los productos farmacéuticos también se ha traducido en beneficios para el crimen transnacional.

Ciertas políticas sociales, como la ahora rescindida política del hijo único y el sistema nacional de registro de hogares, conocido como hukou, han contribuido a la prevalencia del tráfico sexual y el trabajo forzoso en el país. Además, la importancia cultural de la medicina tradicional china ha generado una industria global legítima de miles de millones de dólares, pero también ha contribuido en gran medida al comercio ilegal de vida silvestre debido a su uso en diferentes tratamientos médicos.

Del mismo modo, los métodos utilizados para blanquear ganancias ilícitas de origen chino, así como los métodos utilizados por los actores chinos ilícitos, están fuertemente vinculados entre sí, así como con la cultura y la economía chinas. Por ejemplo, existe una fuerte relación simbiótica entre la banca clandestina china o fei-chien, el blanqueo de dinero basado en el comercio y la fuga ilícita de capitales.

Revista Autogestión

Los pobres pagan la transición energética impuesta por el capitalismo verde

Editorial de la revista Autogestión La economía verde neocapitalista está cumpliendo la máxima que dice “la banca nunca pierde”, o corroborando otro principio materialista que...

Revista Id y Evangelizad

Id y Evangelizad 131 «Esperanza en medio de la tribulación»

Apocalipsis: tribulación y esperanza Lamentablemente, el término «apocalipsis» es en nuestros días sinónimo de catástrofe, desastre, devastación, cuando su sentido verdadero es revelación, manifestación. Sin...