Colombia: Indígenas amenazados

565

Por Héctor Latorre
BBC, 17 de marzo de 2004

Los pueblos indígenas han pedido al gobierno el retiro de las tropas de sus territorios.

La situación de los pueblos indígenas en Colombia es «dramática y crítica» debido al conflicto armado interno, dijo Rodolfo Stavenhagen, relator de las Naciones Unidas, de visita en Colombia.

Stavenhagen destacó los constantes abusos que sufren los grupos indígenas de parte de todos los actores armados: los grupos guerrilleros izquierdistas, los paramilitares de ultraderecha, e incluso mencionó abusos por parte de las fuerzas militares y de la policía.

«He recabado numerosísimos testimonios sobre estas violaciones de los Derechos Humanos; se reportan matanzas de comunidades indígenas, asesinatos y homicidios selectivos por parte de alguno u otro de los grupos armados», señaló el relator especial de Naciones Unidas para la situación de los DDHH de los indígenas.

El relator Stavenhagen no dio cifras exactas debido a la variedad y diferencias de los datos recibidos durante su visita, y recordó el temor a las represalias por parte de los grupos armados por lo cual muchas veces los indígenas no denuncian estas violaciones.

Papel del Estado

Aunque reconoció que hay esfuerzos y programas para tratar de resolver los efectos de las violaciones a los DDHH, como el desplazamiento, éstos han resultado poco efectivos debido a la magnitud del problema que tiende a aumentar, según Stavenhagen.

«He recabado numerosísimos testimonios sobre estas violaciones de los Derechos Humanos; se reportan matanzas de comunidades indígenas, asesinatos y homicidios selectivos por parte de alguno u otro de los grupos armados «. Rodolfo Stavenhagen, relator de la ONU

Los pueblos indígenas han pedido al gobierno el retiro de las tropas de los territorios indígenas, a lo que Stavenhagen señaló que es una de las contradicciones entre las comunidades indígenas, pues algunos de sus miembros han ingresado voluntariamente al ejército.

El relator también se mostró «preocupado» por la reforma a la justicia que se tramita en el Congreso, y ante la posible disminución de poderes de la Corte Constitucional y de sus mecanismos para defender los Derechos Humanos.

El reconocimiento de la diversidad cultural y étnica y de los derechos de los pueblos indígenas en la Constitución de 1991 y el papel de la Corte para protegerlos, ha significado un gran avance para el país, según Stavenhagen.

«Territorios de paz»

El relator especial de las Naciones Unidas hizo un llamado a los grupos armados para que los territorios indígenas sean declarados «zonas de neutralidad, zonas de paz».

«Me dijeron: «no queremos actores armados en nuestras comunidades, no queremos cultivos ilícitos; queremos que se nos respete nuestra autonomía», expresó Stavenhagen.

El relator especial de Naciones Unidas deberá presentar un informe de su visita de ocho días a Colombia ante la Comisión de Derechos Humanos del organismo internacional en Ginebra.

Actualmente en Colombia existen más de 80 pueblos indígenas que suman cerca de un millón de habitantes, de los 40 millones que tiene el país.

Ésto equivale a casi el 2% de la población total, distribuida en un área aproximada al 25% del territorio nacional, según cifras de organizaciones indígenas.