Crece el hambre en el Mundo: Las 10 preguntas que la FAO deber responder

474

El hambre creció en 2017 por tercer año consecutivo, hasta afectar, según la FAO a 821 millones de personas en todo el mundo, lo que supone un regreso a niveles de 2010 por factores entre los que destacan este organismo: las guerras y el cambio climático.

El informe afirma que ha sido mayor este incremento en Iberoamérica y en el Caribe hasta afectar a unos 39 millones de personas debido a la desaceleración económica en Sudamérica, marcada especialmente por el caso de Venezuela…

En toda la región, los mayores porcentajes de hambre en el último trienio se dieron en Venezuela, en  Haití (el 45,8% de su población, equivalente a 5 millones de personas), Bolivia (19,8% de población, 2,2 millones) y Nicaragua (16,2% de población, un millón).

Por parte del Programa Mundial de Alimentos (PMA), su director ejecutivo, David Beasley, advirtió de que el objetivo de erradicar el hambre en el mundo para 2030 “no es realista” si se mantiene la tendencia actual. ¿Alguien lo dudaba?

El documento propone la implicación de actores locales, pequeños productores agrícolas que puedan generar una nueva economía, basada en inversiones de ayuda al desarrollo y otras financiaciones, especialmente en continentes como el africano.

Dentro de esta amalgama de datos estadísticos la interpretación de las causas por parte de la FAO es bastante discutible. Vemos necesario por tanto, interrogarse por lo siguiente:

  1. ¿No es acaso el robo de materias primas, recursos energéticos y cerebros, de los países enriquecidos (incluidas potencias como China o Rusia) una de las principales causas de la miseria?
  2. ¿No interesa la situación de inestabilidad y guerra (violencia) como la que se da en países y regiones, como Venezuela, Centroamérica o el Congo, Sudán o Yemen; para someter a los pueblos, social, política y económicamente?
  3. ¿Qué pasará si se suma una tormenta financiera (deuda) con la subida de tipos de interés y la devaluación (inflación) de varias monedas? Algunas ya valen menos que el papel que las soporta.
  4. ¿No tiene África, descubierto hace unos años por satélites, las mayores reservas de agua subterráneas del mundo? ¿Qué se ha hecho hasta ahora?
  5. ¿No existe, como se ha denunciado, una acaparamiento de tierras fértiles y de producción de alimentos por grandes multinacionales y fondos soberanos?
  6. ¿No se ha promocionado desde los grandes centros financieros la fuga de capitales, la corrupción de gobiernos y los paraísos fiscales?
  7. ¿No es la huella ecológica y climática, una consecuencia de la actividad de multinacionales de países enriquecidos, como la ocurrida en el delta del Niger, ampliamente denunciada, o como la mega-minería a cielo abierto?
  8. ¿Por qué no se ha denunciado desde la ONU las políticas que pretenden matar a los pobres (políticas antinatalistas) antes que dar de comer a toda la población mundial?
  9. ¿En que se basa la ONU y la FAO para poner al Clima como causa y no como consecuencia del robo?
  10. ¿No debería ser el centro de acción y preocupación de todos nosotros, de la ONU y la FAO, la falta de voluntad política para evitar el hambre y la miseria, que afecta a la mayoría de la humanidad?

Redacción