Denunciaron la vergüenza de los inmigrantes muertos

2715

Hace dos semanas escuchábamos, con angustia, cómo en sólo tres días 700 personas murieron ahogadas en aguas del Mediterráneo, frente a la costa de Malta; entre ellas había al menos 100 niños.

Murieron hombres, mujeres y niños, en su mayor parte procedentes de Siria, Palestina, Egipto y Sudán, países azotados por la guerra y la violencia. En Almería se ha celebrado la VIII Vigilia en solidaridad con los inmigrantes empobrecidos que ha denunciado estos hechos y las causas que los producen.

Esta horrible tragedia, un asesinato en masa, no sólo ha sido fruto de las redes de traficantes de personas, sino también han sido víctimas de un sistema injusto, un orden internacional que provoca el empobrecimiento y la emigración forzosa de millones de personas en el mundo.

La travesía migratoria por el Mediterráneo se realiza, cada vez más, en peores condiciones, en viejas embarcaciones, que trasladan un número de personas muy superior a su espacio… Más de 25.000 personas han muerto en aguas del Mediterráneo, en esta terrible travesía hacia Europa.

En Almería, zona costera del Mediterráneo, con frecuencia recibimos noticias de la llegada de embarcaciones a nuestras costas, con personas procedentes del Sur… Hace tan sólo unos meses llegó al puerto de Almería una patera procedente de Alborán. En el pequeño espacio de la embarcación viajaban 47 personas y entre ellas, una mujer que acaba de dar a luz. Había parido a su hijo allí en medio del océano y el oleaje. Otras cuatro mujeres que viajaban en la patera también estaban embarazadas.

Ante esta situación, el Movimiento Cultural Cristiano lleva a cabo, desde hace ocho años, una Jornada de Vigilia en Solidaridad con estos hermanos nuestros y en denuncia de las causas que provocan las migraciones forzosas, en el marco de la Campaña “Por la justicia en las relaciones Norte-Sur. No Matarás”.

La “VIII Jornada en solidaridad con los inmigrantes” tuvo lugar en Almería, el pasado día 20 de septiembre. Organizada por el Movimiento Cultural Cristiano junto a Camino Juvenil Solidario, la Jornada comenzó con una Marcha Silenciosa por el Paseo Marítimo y continuó con una Vigilia a orilla del mar como gesto de solidaridad con todas las personas que han perdido la vida en nuestras costas, en alta mar, en las vallas fronterizas, en los países de tránsito…

Se unieron a esta Vigilia numerosas personas y asociaciones eclesiales como los amigos de la Asociación Católica de Senegaleses, Misioneros de África y la Casa África de Roquetas de Mar, Carmelitas Vedrunas, Religiosas Mercedarias de la Caridad y Hermanas Adoratrices, así como el partido SAIn.

Durante la Marcha Silenciosa se llevaron pancartas de denuncia por esta injusta situación: “Cien niños han muerto en el Mediterráneo esta semana”, “Inmigrantes mueren en el Estrecho. No matarás”, “Hambre, primer problema político de la humanidad”…

A lo largo de la Vigilia se vivieron momentos muy emotivos como escuchar los testimonios del sufrimiento de hermanos nuestros en su travesía migratoria, mientras se depositaron velas y fotografías de este drama alrededor de un gran mapa de África y Europa, dividido por una alambrada.

Tuvimos la oportunidad de escuchar después varios cantos africanos que entonaron el grupo de jóvenes procedente de Las Norias.

Otro momento lleno de significado para los asistentes fue rezar juntos un Responsorio allí en la orilla del mar, por los miles de hermanos nuestros que han muerto en nuestras costas durante estos años. Después, tres jóvenes depositaron unas flores en el mar mientras se escuchaba la música “Ave María”, de Schuber.

Hace un año el papa Francisco viajó hasta la isla de Lampedusa para acompañar a las víctimas, centenares de migrantes muertos en El Mediterráneo, con su oración y con numerosos gestos de cercanía. El papa Francisco, no dudó en afirmar: “¡Esto es una Vergüenza!”.

Unidos en este gesto de solidaridad y denuncia, se mantuvo un minuto de silencio durante el cual se escribió la palabra “VERGÜENZA” en la arena de la playa.

La Vigilia finalizó con unas palabras a cargo de dos personas africanas que expresaron la inmensa riqueza de África tanto en recursos naturales como por la fuerza y la alegría del pueblo africano, pero sin embargo, África es un continente que se ve saqueado sistemáticamente… ¡África no necesita asistencialismo, sino Justicia!.

Como una ofrenda, se presentaron cestas con alimentos propios africanos, símbolo de los enormes recursos naturales y minerales que existe en África y que sin embargo, son expoliados por las economías occidentales.

Es urgente levantar de nuevo, una voz por la dignidad de las personas que aliente una lucha solidaria con todos los oprimidos de la tierra.

Podemos decir, con alegría, que todos los que nos unimos en esta Vigilia compartimos que la SOLIDARIDAD está unida a la vivencia de formar parte de una sola familia humana. Hemos vibrado juntos en esta Jornada de Solidaridad porque vivimos que toda persona comparte con la familia de los pueblos la esperanza de un mundo mejor.

Autor: Casa de Cultura y Solidaridad de Almería