El Movimiento Cultural Cristiano inicia su misión en Perú

2177

El Movimiento Cultural Cristiano ha firmado un convenio de colaboración con la Diócesis de Lurín (Perú), para comenzar en 2024 un nuevo proyecto misionero en Iberoamérica. 

El grupo misionero está compuesto por dos matrimonios (uno de España y otro de Venezuela) y tiene entre sus objetivos principales la promoción de militantes cristianos pobres y la generación de una cultura solidaria, con el apoyo de las plataformas del Movimiento Cultural Cristiano y de todos sus miembros.

Equipo misionero de Perú

La firma se ha realizado en el Aula Malagón-Rovirosa 2023, en el monasterio franciscano de Soto de Iruz, en Cantabria, por parte del Vicario General de Lurín y la Coordinadora Permanente del MCC.

En el acto de firma el Vicario General de la Diócesis de Lurín, Padre Amadeo Raymi, valoró la importancia de la colaboración entre las dos instituciones, sobre todo después de haber compartido el Curso Norte-Sur y haber conocido de primera mano la realidad militante del MCC en el Aula. Realidad que debe su existencia a testimonios como los de Julián Gómez del Castillo, Guillermo Rovirosa, Tomás Malagón y tantos militantes que han puesto sus vidas al servicio de los más pobres.

D. Amadeo, afirmó que la diócesis «recibe con los brazos abiertos» a nuestros hermanos y tuvo unas palabras para desear los mayores frutos apostólicos.

Coordinadora Permanente del MCC y el Vicario General de Lurín

Este proyecto, se ha ido gestando durante varios años y continúa la labor comenzada hace 24 años en Venezuela, donde el Movimiento tiene presencia en varias localidades del país, con varias casas de Cultura y Solidaridad además de una casa de Espiritualidad (Emaús) en Guayana.  Precisamente es en la Casa Emaús donde se realiza el Aula de verano Julián Gómez del Castillo.

La ediciones Voz de los sin Voz también acompañan este proyecto de Perú. Nuestras ediciones son conocidas en bastantes zonas de Iberoamérica, y son fuente y elementos básicos de apoyo en la promoción militante, en los grupos de lectura, en grupos de formación, así como en la profundización sociopolítica y religiosa…

También Teresa Cáceres, misionera en Venezuela y virgen consagrada, tuvo unas palabras de ánimo y esperanza para el equipo misionero que se va a Perú.

El Movimiento Cultural Cristiano agradece a la diócesis de Lurín el apoyo recibido, y da gracias a Dios por la nueva puerta abierta en Iberoamérica.