Fallece el sacerdote Manuel Guerra, experto en el tema de las sectas (DEP)

493

Desde el MCC y solidaridad.net damos nuestro más sentido pésame a la familia de D. Manuel Guerra y a su diócesis. D. Manuel fue un sacerdote experto en el tema de las sectas, que durante los años 2005 y 2006 aportó sus conocimientos y estudios al Movimiento Cultural Cristiano en el Aula Malagón-Rovirosa y sus cursos.

Conocido por sus estudios sobre las religiones, las sectas y la masonería, en 2005 fue uno de los miembros fundadores de la Red Iberoamericana de Estudio de las Sectas (RIES), que presidió hasta el año 2019. El funeral por su eterno descanso será este jueves, 26 de agosto,  a las 16:00 horas en la parroquia de San Julián de Burgos.

Sus aportaciones fueron muy enriquecedoras para nosotros por la profundidad teológica y espiritual que proponía en las mismas. Su estudio sobre las sectas, sobretodo en su aterrizaje en toda Iberoamérica, nos abrió un camino que luego agradeceríamos en nuestra Misión.

Como homenaje, baste recordar algunas de sus palabras en esos cursos:

«Se tiende a pensar que «el mal viene de fuera» y que los malos son los otros», a saber, las sectas, etc. Pero la raíz principal de la difusión de las sectas radica en cada cristiano, a saber, en su falta de información de los peligros para su fe, en este caso de las sectas, de formación doctrinal (dogmática, moral, litúrgica…) cristiana, de vibración interior (es decir, personas de oración y que dedican tiempo a hacer oración), y de dinamismo apostólico, de evangelizar, de ser apóstoles y hacer apostolado. ¿La estatua de Nabucodonosor de la que nos habla Daniel se derrumbó por la debilidad de sus pies de arcilla seca o por el impulso de la piedrecita que bajó rodando desde la cima de la montaña? Si sus pies hasta el tobillo hubieran sido de oro, plata, bronce o hierro, como el resto, la estatua, la habría mantenido erguida»

 

Pequeña biografía:

Nacido en Villamartín de Sotoscueva (Burgos) el 27 de julio de 1931, estudió en el Seminario Diocesano “San José” de Burgos y fue ordenado sacerdote en 1955. En el mismo seminario fue formador y profesor entre 1957 y 1967; algo que compatibilizó con labores como el ser consiliario del Movimiento Familiar Cristiano.

Doctor en Filología clásica por la Universidad de Salamanca y en Teología patrística por el Institutum Augustinianum de Roma, su labor docente se desarrolló principalmente en la Facultad de Teología del Norte de España (sede en Burgos), donde estuvo de 1967 a 2001, y de la que fue catedrático (de Griego bíblico, Latín cristiano, Teología patrística e Historia de las religiones), secretario de estudios y presidente. También fue profesor en la Universidad de Navarra y en el Estudio Teológico “San Ildefonso” de Toledo durante 25 años. Fue consultor de la Comisión Episcopal de Relaciones Interconfesionales de la Conferencia Episcopal Española. Escribió una treintena de libros y decenas de artículos especializados.

Manuel Guerra: «La invasión de las sectas en el mundo hispánico»