Homenaje a Guillermo Rovirosa y Julián Gómez del Castillo «Estamos obligados a vivir cada día la Caridad Política»

675

«Estamos ante una sociedad que se podría decir es más pagana que atea o agnóstica, y que necesita para ser evangelizada, la vivencia de la Caridad Política. Así lo experimentaron apóstoles como Guillermo Rovirosa y Julián Gómez del Castillo: Vivencia de la pobreza,  la humildad, el sacrificio y la obediencia al Dios Trinidad». Así comenzaba este encuentro homenaje en Barcelona, el actual secretario de la Conferencia Episcopal Española, Monseñor D. Luis Argüello.

D. Luis Arguello manifestó la importancia de la huella apostólica de Guillermo y Julián, que se muestra entre los empobrecidos de la tierra, recientemente vivida por su persona en la visita a Venezuela (Misión del MCC en Ciudad Guayana).

Encuentro que también fue abierto con la cálida bienvenida por parte del Obispo Auxiliar de Barcelona Monseñor D. Sergi Gordo i Rodríguez. Monseñor D. Sergi Gordo i Rodríguez, nos animó «a continuar la obra de Guillermo Rovirosa y Julián, y a vivir la Caridad Política, al igual que los pastores estámos obligados a vivir la Caridad Pastoral…» afirmó.

Seminario de Barcelona. En un descanso del homanje

En la intervención de Maria del Mar Araus, doctora en historia y militante del MCC, se subrayó la importancia de la promoción cultural, y cómo Julián nos había mostrado con su vida la necesidad de la lectura y la promoción cultural al servicio de los más pequeños. Su testimonio con el impulso de las ediciones Voz de los sin Voz y el Movimiento Cultural Cristiano, y su radical amor a los más pobres de la tierra, se convertía en permanente exigencia para todos los militantes que le rodeaban.

Durante toda la mañana se puso de relieve la importancia de la promoción aquí en los países enriquecidos, y en los países empobrecidos, una promoción alejada de la otra promoción que denunciaba Guillermo Rovirosa, la promoción de los poderosos, de la mentalidad de élites.

Durante la tarde en varias comunicaciones se trataron las agresiones y desafíos que sufre el hombre y la sociedad de hoy en el mundo de las biopolítica, de las finanzas, del trabajo. Deafíos que van desde la biopolítica, con instituciones al servicio del control, de la modificación y la agresión a la misma naturaleza humana, hecha a imagen y semejanza de Dios; hasta la globalización de un sistema financiero que margina el trabajo humano a mero utilitarismo, trabajo humano sometido al interés, al poder del dinero (al capital).

Al final de la tarde hubo una aportación sobre la impronta de Guillermo Rovirosa y su obra, concretando en la economía. COOPIN (Cooperatismo Integral), El fenerismo, ¿De quién es la empresa? son entre otras, obras imprescindibles para entender la propuesta económica de fondo de Guillermo, y que pueden tener clara traducción a las necesidades del hombre de hoy en la empresa, y en la organización económica de la sociedad, se afirmó.

El domingo Jose Antonio Langa, militante del MCC y profesor de la Universidad de Sevilla, hizo una aportación sobre la caridad política y la necesidad de llevarla a la sociedad, en defensa de la verdad y de los más pobres, y mostrando a la sociedad el Amor de Cristo, que ha transformado nuestras vidas (militantes laicos).

«La situación generada por los ataques a la vida y contra los pobres (aborto, eutanasia, leyes contra los migrantes empobrecidos…) no puede hacernos dudar en plantear una clara respuesta a nivel personal, ambiental e institucional», afirmó Jose Antonio. No podemor esconder el tesoro de la militancia que llevamos en nuestras manos, somos templos donde habita el Dios Trinidad que se hace solidaridad en nuestra vida diaria.

Expuso con claridad la propuesta de la Doctrina Social en esta materia, para la que estamos especialmente vocacionados los laicos. Una vocación que toma cuerpo desde la familia de familias, desde la militancia cristiana recibida como regalo en una asociación de la Iglesia, a través de Julián y Guillermo, y otros muchos que dieron su vida y la siguen dando por los últimos.

El fin de semana terminó con el gozo de una Eucaristía en la Basílica de Santa María del Mar, Eucaristía concelebrada por D. Luis Argüello y Sergi Gordo i Rodríguez.

Altar de Santa María del Mar Eucaristía homenaje
Monseñor D. Luis Argüello y D. Sergi Gordo i Rodríguez