Iberoamérica: Esclavitud infantil detrás las cápsulas de café

285

Muchos de ellos apenas llegan a los 10 años de edad; sin embargo presentan graves problemas de salud relacionados con las labores que realizan, muchas veces a cambio de un plato de comida o un sitio donde cobijarse por la noche.

Los niños esclavos de Iberoamérica han sido sistemáticamente ignorados por la prensa, aún ante las denuncias por fallecimientos de menores a causa de la realización de trabajos de alto riesgo, como la minería. la venta informal en las calles o la selección de residuos.

Las cifras de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), de niños y niñas esclavizados laboralmente en Iberoamérica, se queda pequeña. Según el organismo de la ONU supera los 6 millones.  Las peores formas de dicha explotación incluyen la utilización de menores para el tráfico de drogas y la explotación sexual. Las niñas sobretodo (y también los niños) son víctimas de toda clase de abusos con la complicidad de los estados que –desde hace décadas- no han querido ver la gravedad de este problema.

La pobreza empuja a miles de familias –generalmente de zonas rurales- a entregar a sus hijas menores de edad para labores como empleadas domésticas o la cosecha. Según la OIT, “a cambio de alimento; lo que se traduce en una situación de esclavitud”.

En Brasil, Ecuador, Paraguay, Bolivia y Argentina se tiene conocimiento de la existencia de esta práctica. Sin embargo la esclavitud infantil se naturalizó en la región. Y al tratarse de un problema que ocurre al margen de lo legal, no hay organizaciones oficiales que trabajen para combatir esta aberración.

Acusaciones a Nespresso y lavado de manos

Nespresso anuncia la suspensión de sus compras de café producido en Guatemala luego de que la televisión británica denunciara el empleo de mano de obra infantil.

Una investigación del Canal 4 británico denunció vínculos entre la marca suiza de café Nespresso y el trabajo infantil en el país centroamericano.

Campaña solidaria Esta Economía Mata

La empresa dice que ha dejado de comprar en la región y está investigando, señala la Fundación Thomson ReutersEnlace externo.

El documental de la emisora británica muestra a niños trabajando en seis granjas de Guatemala, el mayor productor de café de América Central. Las granjas supuestamente abastecen al gigante cafetero Nespresso, propiedad de Nestlé.

Nespresso, con sede en Suiza, asegura que su abastecimiento de granos de café tiene lugar de manera ética y que investiga las acusaciones.

“Hemos suspendido inmediatamente las compras de café de todas las granjas de la región y no las reanudaremos hasta que investiguemos y tengamos la seguridad de que no se recurre al trabajo infantil”, dijo el director ejecutivo de Nespresso, Guillaume Le Cunff.

Una investigación de la Fundación Thomson Reuters en diciembre encontró que el café producido mediante trabajo forzoso en Brasil fue declarado libre de esclavitud por los principales programas de certificación y se vendió a las grandes marcas como Nespresso.

El actor George Clooney, ganador de un Oscar y embajador de la marca Nespresso, se manifestó “sorprendido y triste” por las revelaciones.

Redacción