La Eutanasia no es un derecho, es un producto ofertado por el sistema capitalista

261

Ni derecho a la eutanasia, ni despenalización. El Comité de Bioética se opone a elevar la eutanasia o el suicidio asistido a la categoría de derecho.

Hemos de tener una mirada global de la imposición eutanásica. Una imposición del neocapitalismo.

«Legalizar la eutanasia o el auxilio al suicidio supone iniciar un camino de desvalor de la protección de la vida humana cuyas fronteras son harto difíciles de prever, como la experiencia de nuestro entorno nos muestra», apunta el documento del Comité de Bioética.

El documento, muy crítico, se queja de que el Gobierno haya llevado al Congreso una ley sin haber universalizado previamente los tratamientos y apoyos sociales que necesitan los enfermos crónicos y aquéllos en una situación terminal. «Se propone poner fin a la vida de una persona como única solución a su situación de sufrimiento», subrayan.

Por ello, apuestan también por los cuidados paliativos y rechazan que la eutanasia pueda verse como un «logro progresista». «Ni la eutanasia ni el auxilio al suicidio son signos de progreso, sino un retroceso de la civilización. En un contexto en que el valor de la vida humana con frecuencia se condiciona a criterios de utilidad social, interés económico, responsabilidades familiares y cargas o gasto público, la legalización de la muerte temprana agregaría un nuevo conjunto de problemas», finalizan.

Descarga informe completo.

Pero nuestra labor es mirar más allá: La Eutanasia es un atentado contra la vida humana, dentro de una estrategia del neocapitalismo.

Como decíamos en el artículo de solidaridad.net «Homicidio eutanásico y biopoder capitalista»:

La eutanasia es un “producto ofertado” por el sistema capitalista que genera una demanda social inducida por el propio sistema mediante la imposición de unas condiciones sociales y culturales radicalmente inhumanas. No es cierto que exista una demanda natural en la sociedad. Las encuestas que sostienen que existe esa demanda están absolutamente dirigidas para falsificar y manipular la opinión pública. Una postura honrada ante esta injusticia exige en primer lugar denunciar y combatir el propio sistema que la provoca.

En este artículo también se situaban las agresiones y las respuestas, en el marco biopolítico actual contra la vida humana, mucho más amplio, que ha de cuestionar el actual sistema económico que sostiene y promueve una cultura de muerte.

Se señalaban los aspectos a combatir como son:

  • Una concepción materialista de la realidad. Solo lo material, lo cuantificable es real.
  • Un modelo antropológico reduccionista esencialmente individualista, egoísta y hedonista.
  • Una epistemología tecno-cientifista que descalifica cualquier otro tipo de conocimiento.
  • Una moral relativista-utilitarista que no reconoce principios morales absolutos.
  • Una concepción política no orientada hacia el Bien Común, sino hacia el interés general que es el eufemismo con que se disfraza el interés de los poderosos.
  • Una religiosidad secular que se cree capaz de conseguir el mundo y el hombre perfecto mediante la ciencia y la tecnología.

La «Eutanasia es capitalismo», y «burguesa por los cuatro costados», así lo afirmaba hace ya dos años el Arzobispo de Toledo, apuntando hacia el origen de esta mentalidad y cultura de muerte impuesta*

No podemos estar más de acuerdo.

Solidaridadnet

*https://alfayomega.es/el-proyecto-de-ley-de-eutanasia-es-capitalismo-sin-mas/