La familia ante la política: dimisión o compromiso

3135
Poor family at slum area

 

La familia es un bien singular para la sociedad por su misma existencia y por el desarrollo de los bienes que la conforman en su interior. En ella se gestan el primer respeto a la dignidad de la persona y sus derechos empezando por el derecho a nacer y terminando en la dignificación del momento de la muerte. No es un mero producto cultural que el Estado puede conformar a su voluntad, sino una institución natural anterior a cualquier otra comunidad, incluida la del Estado.

Tenemos que convertir a la familia en una prioridad política, en un motor, en un agente político, en una escuela de formación política. Porque decir que ‘la familia es una célula de la sociedad’ puede significar dos cosas que es una mera muestra de la sociedad que tenemos o que es un germen de la sociedad que queremos. En nuestras manos que sea una cosa o la otra