La VIVIENDA SUBIÓ 18 VECES MÁS que el PODER ADQUISITIVO en los ÚLTIMOS 5 AÑOS

2299

El precio de la vivienda en España subió durante los cinco últimos años dieciocho veces más que el poder adquisitivo de los españoles, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). En los últimos treinta años la tasa de ahorro de las familias españolas se ha reducido drásticamente, pasando de representar el 18% de la renta disponible en 1974 al 9% en 2002, según conclusión del II Congreso La Familia en la Sociedad del Siglo XXI, celebrado en Madrid, cuyas ponencias ha editado la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD). Más de dos tercios (68%) de la deuda familiar se destina a esta finalidad´, según David Taguas.


EFE

El precio de la vivienda en España subió durante los cinco últimos años dieciocho veces más que el poder adquisitivo de los españoles, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Concretamente, el precio medio de la vivienda subió entre 1999 y el 2003 un 80,25%, al pasar de costar 792,29 euros el metro cuadrado a 1.428,16 al cierre del año pasado.

En cambio, y siempre según los datos del INE, los salarios aumentaron una media del 18,5%, a ritmos interanuales del 2,3% en el 2000 respecto a 1999, del 3,5% en 2001, del 3,9% en 2002 y del 3,8% en 2003.

Efecto de la inflación

A la evolución de los salarios hay que descontar el efecto de la inflación -la subida generalizada de los precios-, que hace que los incrementos salariales sean, en términos de reales, inferiores.

Dado que la inflación acumulada durante los últimos cinco años fue del 14,2%, el poder adquisitivo de los españoles no subió un 18,5%, sino el 4,3%.

Esto quiere decir que mientras la vivienda se encareció el 80,25% entre 1999 y el 2003, el poder adquisitivo (la capacidad de compra) de los españoles únicamente subió el 4,3%, 18,6 veces menos.

“Desmesurado” aumento del precio

En su último informe, el INE califica de “desmesurado” el incremento del precio de la vivienda durante los últimos años y recuerda que “está dificultando el acceso de importantes segmentos de la población, lo que constituye uno de los temas de mayor preocupación social”.

Sin embargo, se observa una gran variabilidad en los precios de la vivienda según su localización, de forma que el coste medio en Madrid es un 74% superior a la media nacional y cuatro veces mayor que en Extremadura.

Así, al final del año pasado los precios eran superiores a la media nacional en Madrid, donde el metro cuadrado costaba 2.485,08 euros, el País Vasco (2.140,09 euros), Cataluña (1.850,92 euros), Baleares (1.724,66) y Navarra (1.454,33 euros).

En las restantes comunidades los precios están por debajo de la media, aunque los más bajos se localizan en Extremadura (615,98 euros por metro cuadrado), Castilla-La Mancha (780,17 euros), Galicia (864,11 euros) y Murcia (892,69 euros).

Además, existen diferencias sustanciales de precio en función de su antigüedad, aunque se van paliando progresivamente, de forma que en 2002 la diferencia entre las nuevas (que son más caras) y las usadas era del 21,4%, al inicio de este año era del 18%.


68% DE LA DEUDA PARA VIVIENDA
Las familias españolas ahorran la mitad que hace treinta años

SERVIMEDIA

En los últimos treinta años la tasa de ahorro de las familias españolas se ha reducido drásticamente, pasando de representar el 18% de la renta disponible en 1974 al 9% en 2002, según conclusión del II Congreso La Familia en la Sociedad del Siglo XXI, celebrado en Madrid, cuyas ponencias ha editado la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD).

Al mismo tiempo, el ahorro de las economías familiares en España ha experimentado cambios en su composición. La proporción de productos tradicionales, como los depósitos, ha ido perdiendo relevancia a favor de instrumentos como la renta variable y los fondos de inversión.

La vivienda, detrás del aumento del crédito

Este hecho “está provocando que el ahorro familiar sea más vulnerable a la volatilizad de los mercados de capitales”, según expuso el subdirector del Servicio de Estudios del BBVA, David Taguas, en el Congreso organizado por la FAD.

Otro de los aspectos más destacados del balance financiero de las familias españolas es el crecimiento del crédito, que ha crecido en promedio un 15,6% en el periodo 1998-2003.

“Cabe destacar que 11 puntos porcentuales de este crecimiento se explican por el crédito a la adquisición de vivienda. Más de dos tercios (68%) de la deuda familiar se destina a esta finalidad”, según David Taguas.

Entre los factores que han contribuido al crecimiento del crédito están el crecimiento económico experimentado por España en los últimos años, la incorporación femenina al mercado laboral, la caída de los tipos de interés y el alargamiento del plazo de amortización de las hipotecas.

Fuerte endeudamiento

El aumento del crédito, unido a una evolución más modesta del ahorro financiero de las familias, ha generado un notable crecimiento del endeudamiento. En 2003, el endeudamiento representaba más del 40% de la riqueza financiera de las familias españolas y se aproximaba al 90% de su renta disponible.

Para el subdirector del Servicio de Estudios del BBVA, esta situación puede elevar el grado de vulnerabilidad de las familias, “pero diversos factores conducen a relativizar este riesgo: en primer lugar, si sumamos a los activos financieros la riqueza inmobiliaria de los hogares, el deterioro patrimonial no es tan acusado”.

“En segundo lugar”, agrega, “el endeudamiento de las familias españolas no es tan acusado cuando se compara con otros países de la OCDE. En tercer lugar, la caída de los tipos de interés permite que el endeudamiento sea compatible con un incremento moderado de la carga financiera”.

Sin embargo, el elevado porcentaje de préstamos referenciados a tipos de interés variable (el 98% de ellos) eleva la vulnerabilidad de las familias ante un cambio de orientación de la política monetaria. “La decisión de endeudarse debería tomar en base a expectativas sobre los tipos de interés y no de acuerdo con los niveles actuales”, sentencia David Taguas.