Más exclusión y pobreza en España

2826

13.657.232 personas estaban en riesgo de pobreza y/o exclusión social en el 2014.El 29,2% de la población española.

Son 790.801 nuevas personas en sólo un año. 2166 cada día.

2.111.017 personas más que en el 2009, el año en el que nos comprometimos, en la Estrategia Europa 2020, a que en 2020 España reduciría en 1.400.000 personas esta cifra bochornosa, 2o millones menos en toda la UE.

¿No es un insulto hablar de recuperación económica?

EAPN España, la Red Europea contra la Pobreza, presenta hoy el V Informe “El Estado de la Pobreza. Seguimiento del indicador de pobreza y exclusión social en España 2009 – 2014” Un completo estudio coordinado por Juan Carlos Llano en el que se analiza, en España y sus comunidades autónomas, el cumplimiento del objetivo de inclusión social especificado en la Estrategia Europa 2020 basado en datos oficiales del indicador AROPE (Riesgo de pobreza y exclusión social).

Tres conceptos maneja el informe: Pobreza (en 2014 ingresar menos de 7961,32 € al año), Privación material severa y Baja Intensidad laboral en el hogar.

Pobreza (mucho) más severa. Desigualdad (mucho) más extrema.

Prácticamente todos los indicadores que miden la pobreza y la exclusión han empeorado y mucho en el último año. Pero sobre todo lo han hecho aquellas personas que peor lo están pasando, las aproximadamente 3,2 millones de personas (el 6,9% de la población) que viven en pobreza severa, es decir con ingresos inferiores a 3.981 € al año (332 euros al mes). 400.000 personas más que en 2013.

Y mientras tanto, la renta del 20 % más rico de los españoles es, actualmente, 6,8 veces superior a la renta de 20 % más pobre. O si lo quieren afinar más, la renta conjunta del 10% de la población con mayores ingresos es casi 13,5 veces superior a la renta conjunta del 10% más pobre. En 2013 el índice GINI de España superaba en más de tres puntos a la media de la Unión Europea (EU27=30,7), solo superado por Serbia, Macedonia, Bulgaria, Letonia, Lituania,Grecia, Portugal y Rumanía.

Un aumento de la desigualdad de lo que no se libra la clase media, cada vez más menguante. El 67,9% de las personas tiene dificultades para llegar a fin de mes. Si consideramos como clase media al grupo compuesto por personas que ganan entre 12.000 € y 60.000 €, la reducción de tramos en el IRPF se ha dado en nada menos que 836.000 declaraciones.

Fuente: La voz de Galicia ( * Extracto)