Políticos socialistas se manifiestan contra el “matrimonio” homosexual

1062

Personajes y partidos identificados con el socialismo en España han expresado su desacuerdo con la aprobación de la ley de “matrimonios” homosexuales.

MADRID, 16 Jun. 05 (ACI).-

La senadora socialista por Barcelona, Mercedes Aroz Ibáñez, dio a conocer a Europa Press que la próxima semana no apoyará la ley que regula el “matrimonio” entre personas del mismo sexo porque, además de la falta de consenso y la fuerte división social que la iniciativa del Gobierno ha provocado, la ley “cambia la esencia de la institución matrimonial”.

Aroz, de larga militancia en el PSOE (Partido Socialista Obrero Español) primero y en el PSC (Partido Socialista de Cataluña) después, reveló que a pesar de haber sido una decisión “muy difícil” ésta ha sido tomada «en conciencia».

La senadora del PSC-PSOE, elegida por Barcelona en las últimas elecciones como candidata más votada, expuso como razones de su postura el bien común, la configuración objetiva del matrimonio, la heterosexualidad propia de la familia, la esencia de la institución matrimonial, la prioridad del derecho del niño a padre y madre y la falta de consenso.

Como legisladora, Aroz Ibáñez consideró que esta norma no promueve el bien común “ya que no mantiene el equilibrio necesario entre la ampliación de los derechos civiles para la minoría homosexual y la salvaguarda de los intereses generales”.

Tras manifestar en un comunicado su coincidencia con una buena parte de la socialdemocracia europea y el socialismo francés, así como con el Consejo de Estado y el Consejo General del Poder Judicial, la parlamentaria opinó que “la regulación jurídica concreta”, por la que se ha optado para el reconocimiento de derechos a la unión de homosexuales, “rompe la configuración objetiva del matrimonio y no da prioridad a los derechos de la infancia”.

Después de abogar por “una regulación jurídica propia y una protección adecuada” del matrimonio, la política socialista advirtió que “la Ley va más allá de equiparar uniones homosexuales y matrimonio, ya que propone cambiar la esencia de la institución matrimonial”. A juicio de Aroz Ibáñez, “esta alteración del matrimonio implica debilitar la institución más importante de la sociedad”.

Respecto a la adopción de menores, argumentó que “no hay estudios concluyentes” sobre los efectos para el desarrollo de los niños en parejas homosexuales”. Ante la duda generada por las “opiniones contradictorias de los expertos”, señaló Aroz Ibáñez, “hay que inclinarse por anteponer los derechos de los menores que, según nuestro ordenamiento jurídico, han de tener prioridad absoluta para el legislador.

Por último, la senadora lamentó que en una ley trascendental, “no se haya propiciado un gran consenso parlamentario y que se haya creado una situación de fuerte división social, desoyendo la posición contraria de millones de ciudadanos españoles”.

Socialistas contra el “matrimonio” homosexual

Pese a que la iniciativa del Gobierno es promovida por el PSOE y secundada por sectores políticos radicales y de izquierda, Mercedes Aroz no es la única política socialista que se opone al proyecto de ley. El señador socialista y alcalde de La Coruña, Francisco Vázquez, también ha manifestado su disconformidad con esta iniciativa.

De otro lado, otro partido autodenominado socialista, Solidaridad y Autogestión Internacionalista (SAIn), emitió un comunicado de prensa en el que recuerda que “el verdadero socialismo siempre ha defendido a la infancia y la familia como escuela de solidaridad” y afirma que “el PSOE es traidor al socialismo, es decir a la solidaridad, y por eso intenta destruir a la familia y al matrimonio”.

En la nota, SAIn asegura que “su falso socialismo, el PSOE intenta encubrirlo tras una fachada antirreligiosa más propia de la masonería que el movimiento obrero militante”.