Reflexiones cara a las Elecciones Generales 2004 (II)

2533

El 82% de la humanidad mundial sufre hambre. Este es el crimen mayor que se realiza en el mundo. Nosotros llevamos 20 años pidiendo el VOTO EN BLANCO, mientras los partidos políticos, TODOS, no quieren saber nada. Eso quiere decir que todos los partidos se desentienden del problema. ¿Será necesario crear un partido nuevo contra el hambre?. Más del 80% de los muertos del mundo mueren por el hambre-negocio. Rogamos a todos nuestros lectores y amigos que se planteen la cuestión. Nadie tenemos derecho a ser insolidarios con los hambrientos. El hambre puede y debe desaparecer. ¿Hacemos un partido político contra el hambre?

Presentamos unos cuantos puntos de diálogo cara a las elecciones generales 2004 que se celebrarán en España en el mes de marzo.

  1. Ningún partido político denuncia y lucha activamente los grandes problemas de la humanidad: EL HAMBRE, EL PARO Y LA ESCLAVITUD INFANTIL, que afectan al 80% de la población mundial.
  2. Los partidos políticos son cómplices directos de la ocultación y silenciamiento de las verdaderas causas de estas escandalosas injusticias: EL COMERCIO INTERNACIONAL, EL SISTEMA FINANCIERO, EL MONOPOLIO TECNOLÓGICO, LAS FORMAS DE VIDA CONSUMISTAS E INDIVIDUALISTAS.
  3. Por tanto los partidos políticos, como parte sustantiva del estado, son elementos constitutivos del sistema imperialista universal que asesina a millones de seres humanos, especialmente en los países empobrecidos.
  4. Su complicidad con este sistema genocida se basa en su falta de independencia del poder económico y mediático. Los partidos políticos reciben de la banca créditos que no pueden devolver para financiar sus burocracias y sus campañas electorales. Estas deudas ( habría que especificarlas) los atan de pies y manos y los incapacitan para ser verdaderos representantes del pueblo. En realidad son los administradores de los grandes intereses de las oligarquías económicas.
  5. Por otro lado, su talante moral es nulo. Sueldos que multiplican por 6,7 y 8 el salario mínimo interprofesional y eso en un país como España con una altísima tasa de paro y precariedad laboral. Pensiones máximas por periodos mínimos de cotización. Subvenciones estatales autoconcedidas de millones de euros. Complicidad con los desvíos de fondos europeos para la formación de desempleados. Miles de casos de corrupción urbanística, económica y financiera en toda España.
  6. Control del poder judicial hasta convertirlo en correa de transmisión de los partidos políticos: Elección de CGPJ, falta de desarrollo legal de la legislación sobre financiación de los partidos políticos, infradotación de medios de investigación del Tribunal de Cuentas y de la Fiscalía anti-corrupción.
  7. Falta de democracia interna de los partidos políticos que son verdaderas dictaduras del aparato burocrático sin protagonismo ni decisión de los militantes de base de los mismos. Listas cerradas. No revocación de los representantes elegidos que básicamente son representantes del aparato del partido y no del pueblo.
  8. Bloqueo o incapacitación de las escasas posibilidades de una democracia directa: Los referendum no son vinculantes, la iniciativa popular exige 500.000 de firmas y sólo es para presentar los temas ante el parlamento con la posibilidad de no conseguirlo si la mayoría de los parlamentarios lo rechazan.

El 82% de la humanidad mundial sufre hambre. Este es el crimen mayor que se realiza en el mundo.

Nosotros llevamos 20 años pidiendo el VOTO EN BLANCO, mientras los partidos políticos, TODOS, no quieren saber nada. Eso quiere decir que todos los partidos se desentienden del problema. ¿Será necesario crear un partido nuevo contra el hambre?

Más del 80% de los muertos del mundo mueren por el hambre-negocio. Rogamos a todos nuestros lectores y amigos que se planteen la cuestión. Nadie tenemos derecho a ser insolidarios con los hambrientos. El hambre puede y debe desaparecer. ¿Hacemos un partido político contra el hambre?.

Hambre, paro y esclavitud infantil deben desaparecer, ¿qué hacen si no la ONU, el BM, el FMI, etc? Bajemos a la arena política y comencemos la batalla, y todo ello, sin sueldos, sin dietas, ni «PRISAS», sino con SOLIDARIDAD. Los empobrecidos de la tierra necesitan que nos organicemos desde la AUTOGESTION, la SOLIDARIDAD y el INTERNACIONALISMO.