Tres comunidades de España figuran entre las 20 más envejecidas de Europa

593
Chain swing in the park.Empty chain swing at the playground with grass background

A la epidemia de la «soledad» se le suma el bajo índice de nacimientos por mujer en la sociedad europea y española. Asumiendo como normal el retraso de la edad en que la mujer comienza a tener hijos (dentro de parámetros como amplitud en la edad de fertilidad o de la esperanza de vida), lo cierto es que al final los nacimientos no se producen.

En esto intervienen múltiples factores, ambientales y culturales, antropológicos y económicos, que por ahora no vamos a valorar a fondo. Ahora sí, los datos nos van mostrando tendencias y realidades.

De las 371 regiones que recoge Eurostat, la agencia de estadística europea, la ciudad Estado de Chemnitz (en la antigua Alemania oriental) es la más envejecida. Sus habitantes tienen una media de 51,4 años. Es una de las cinco regiones con una edad media superior a los 50 años, junto con otras tres alemanas: Sajonia, Brandenburgo y Mecklemburgo-Pomerania Occidental y la italiana Liguria.

Muy cerca de ellas, en séptimo lugar, con una edad media de 49,2 años, se sitúa la primera región española: Asturias.

La comunidad no es la única ya que entre las veinte regiones más «viejas» de Europa hay otras dos españolas: Castilla y León, que ocupa el undécimo lugar, con 48,3 años de media, y Galicia, vigésima, con 47,5 años. Si tenemos en cuenta sólo las provincias, la primera española es Zamora, que ocupa el puesto 25 entre las casi 2.000 registradas, con 52 años de media.

Datos significativos, por ejémplo de Álava que son parecidos a otras regiones del Norte:

  • El 29% de las madres que tuvieron hijos en 2017 eran de origen extranjero. Y es que los nacimientos entre las mujeres de nacionalidad española siguen descendiendo, y marca un mínimo histórico desde al menos 1996. Las mujeres de nacionalidad extranjera compensan en parte este descenso en la población.
  • Es también destacable que el 23% de los nuevos nacimientos fueron por parte de madres residentes fuera de Vitoria-Gasteiz (en otro municipio de la provincia).
  • El 48% de los nacimientos fueron de madres primerizas. Otro 38% de los nacidos en 2017 son el segundo hijo, y en el 14% son el tercero o más.
  • En 1.305 partos, la madre no tenía ningún nexo de unión civil con el otro progenitor.

El envejecimiento de España está siendo más rápido que el de otros países europeos. De hecho, ahora es el décimo país más envejecido de Europa, con una media de 43,7 años y en los últimos ejercicios no ha hecho más que ganar posiciones. En 2014, era el décimo cuarto, en 2016 había avanzado un puesto y en 2017 ya era undécimo, tras superar a Suiza, Liechtenstein Austria, Lituania y Serbia.

Además, si sigue la progresión actual, podría superar en edad media de la población a otros países, como Croacia o Eslovenia, en los próximos años.

Ayuda a maternidad primeriza 02/2018

No obstante, el movimiento más significativo que se ha producido en los últimos años ha sido que Italia se situó en 2017 en el primer puesto, superando a Alemania, como el país más envejecido de Europa. En 2018 ratificó su primera posición, aún con más diferencia respecto a los germanos (46,3 frente a 45,8 años).

España e Italia, también a la cola en natalidad

Uno de los motivos por los que la edad media de la población avanza más rápido en España e Italia que en otros países es su bajísima natalidad, común también a los países del sur de Europa. Según Eurostat, en 2017 los países que registraron una menor tasa de fertilidad fueron Malta (1,26 nacimientos por mujer), España (1,31), Italia y Chipre (ambos con 1,32), Grecia (1,35) y Portugal (1,38), todos ellos muy lejos de los 1,59 nacimientos por mujer que se registraron de media en la UE en el año 2017.

En el lado contrario se sitúa Francia, el país con mayor tasa de natalidad de la UE, con 1,90 hijos por mujer. Éste es uno de los motivos por el que nuestros vecinos son el noveno país de la UE con menor edad media (41,6 años), frente al envejecimiento del resto de los países.

A pesar de las ayudas de países como Alemania, Francia, Suecia… no logran incrementar la natalidad lo deseado, no es un problema que se pueda reducir a lo económico, es sobretodo un problema cultural.

Uno de los motivos de la diferencia en la tasa de natalidad es la edad a la que las mujeres tienen su primer hijo. En este indicador, nuevamente, Italia y España están a la cabeza, con 31,1 y 30,9 años, respectivamente, frente a la media de 29,1 años del conjunto de los países de la Unión Europea.


Y en el Mundo

Redacción Solinet