TVE, a las órdenes del Gobierno, se lanza a una campaña de difamaciones contra el Papa

1273

Tras la fuerte y rápida reacción social provocada por las mentiras y calumnias lanzadas contra Juan Pablo II por la Vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega ante las cámaras de TVE, la propia Televisión Española se ha lanzado a una campaña de difamaciones contra el Santo Padre, intentando responsabilizarle de los efectos del SIDA en África.

Jueves 07 de abril
www.hazteoir.org

HAZTEOIR.ORG .- La deriva laicista del Gobierno de Zapatero está alcanzando sus extremos más mezquinos y sectarios tras la muerte de Juan Pablo II. Inicialmente Zapatero no quiso hacer ninguna declaración pública de condolencia, tal como hicieron la práctica totalidad de los mandatarios internacionales. El martes 5 de abril la Vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega daba otro paso más en un programa de TVE mintiendo y a calumniando al Papa al acusarle de «cerrar los ojos a lo que pasa en África». En vista de la reacción social provocada por estas declaraciones, y en vez de rectificar y pedir disculpas, el Gobierno ha preferido optar por una huída hacia delante y se ha lanzado directamente a una campaña de difamaciones contra Juan Pablo II, utilizando a tal fin la televisión pública que pagamos todos los españoles.

Desde el miércoles 6 de abril y tanto en sus emisiones para España como en su Canal Internacional, esta emisora a las órdenes del Gobierno se ha sumado a la línea calumniosa marcada por la Vicepresidenta. En los telediarios de TVE se ha llegado a afirmar, en boca de una presentadora del Canal Internacional, que «el Papa está recibiendo el mismo número de elogios que de críticas» tras su fallecimiento. TVE falsea de esta forma las generalizadas alabanzas dirigidas al Santo Padre por gobernantes de todo signo y color, incluso dirigentes izquierdistas como Lula da Silva y Hugo Chávez, un jefe de estado comunista como Fidel Castro y hasta mandatarios de países de mayoría islámica como Egipto y Palestina.

TVE intenta culpar al Papa de los estragos del SIDA en África

Además, y basándose en informaciones falaces, TVE ha intentado responsabilizar al Papa de los efectos del SIDA en África por la posición de la Iglesia Católica contraria a los preservativos. TVE no ha dudado en silenciar en sus informativos el hecho de que la Iglesia Católica es la principal luchadora contra el SIDA en África, en donde desarrolla una amplia acción contra la epidemia por medio de hospitales, campañas de atención a enfermos e iniciativas para la prevención -acordes con la moral cristiana- que se han revelado muy eficaces. Uganda, país que ha optado por centrar sus campañas contra el SIDA en la abstinencia y la fidelidad, es precisamente la única nación africana que ha visto frenada esta epidemia en su territorio.

TVE se ha servido de tres representantes de ONGs (entre ellas Médicos del Mundo e Intermón Oxfam) para apoyar su campaña difamatoria. TVE no ha querido emitir, sin embargo, ningún tipo de declaraciones de representantes de ONG católicas al respecto (siendo como son las más implicadas en la lucha contra el SIDA en África), limitándose a reproducir las palabras de un portavoz de Cáritas que expresaba su deseo de que el nuevo Papa continúe la línea de solidaridad y preocupación que Juan Pablo II manifestó con África.

El Gobierno de Zapatero se negó a seguir los consejos de la OMS y ONUSIDA en la lucha contra la el SIDA

Paradójicamente, fue el Ministerio de Sanidad español el que desoyó las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud y de ONUSIDA en la lucha contra el SIDA al limitar sus campañas a la difusión del preservativo, negándose a informar siquiera sobre su alto porcentaje de fallos, dato reconocido internacionalmente.

Según los expertos de la OMS y de ONUSIDA, “al dirigirse a la población joven, la máxima prioridad debe centrarse en promover la abstinencia o la demora de la iniciación sexual como la forma óptima de prevenir el SIDA y otras enfermedades de transmisión sexual”. Así mismo, señalan que “después de la iniciación sexual, la fidelidad mutua o la abstinencia son las mejores formas de evitar la infección”.

Estas recomendaciones en la lucha contra el SIDA han sido sistemáticamente ignoradas por el mismo Gobierno de Zapatero que ahora se permite el lujo de querer dar lecciones al Papa de cómo luchar contra esta enfermedad.