Venezuela ni siquiera se puede beneficiar de su petróleo

547

Venezuela, el país con las mayores reservas de petróleo del planeta, no está preparada para aprovechar el alza en el precio del crudo en los mercados internacionales.

Tras alcanzar su nivel más bajo de producción en los últimos 28 años —1,6 millones de barriles al día, 216.000 barriles menos que un año antes— en diciembre pasado, lastrada por la desinversión y una escandalosa corrupción, la empresa estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA), antaño joya de la corona del país latinoamericano, ha llegado al punto de ni siquiera poder competir en el mercado internacional de crudo. Las sanciones de la Administración Trump, que prohíbe desde el pasado agosto la compra de bonos públicos y deuda del Gobierno de Nicolás Maduro y de la petrolera estatal, han puesto la guinda a un colapso anunciado.

Una espiral de factores ha acabado llevando al sector petrolero venezolano a la decadencia. Su precaria situación ha llevado a que el año pasado dejasen de entrar unos 5.500 millones de dólares producto de las ventas del crudo, una cantidad que habría podido ser abonada a la deuda externa y ser útil para la importación de medicinas o alimentos, explica el economista y diputado opositor José Guerra, que preside la Comisión de Finanzas de la Cámara, en un artículo publicado en Finanzas Digital.

Según las cifras de la casa de análisis británica, las exportaciones venezolanas de crudo caerán en 2018 por debajo de los 27.000 millones de dólares (22.000 millones de euros), 4.000 menos que en el ejercicio recién terminado.

Esta tendencia “agravará la crisis política y económica venezolana”, valora Raúl Gallegos, analista sénior de la consultora Control Risks en Bogotá y autor de ¿Cuándo se jodió Venezuela? (Ariel, 2016). En un reciente análisis, la firma Oxford Economics -hermanada con Control Risks- pronostica que el declive en la producción afectará la economía del país sudamericana, a la capacidad para pagar obligaciones de la deuda externa y la potencial recuperación de las responsabilidades del Estado.

Según las cifras de la casa de análisis británica, las exportaciones venezolanas de crudo caerán en 2018 por debajo de los 27.000 millones de dólares (22.000 millones de euros), 4.000 menos que en el ejercicio recién terminado.

 

No hay comentarios