«Villas miseria» confinadas y aisladas en el cinturón pobre de Buenos Aires

777

Es un ejemplo de las bolsas de pobreza que abundan en nuestro mundo y especialmente en Iberoamérica.

El Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), formada por la capital y el amplio cordón urbano que la rodea y que pertenece a la provincia de Buenos Aires, continúa como foco principal de la pandemia en el país austral y copó un día más los nuevos contagios.

Cerca de 13 millones de personas viven en el AMBA, lo que significa alrededor de un tercio del total en Argentina, y la cuarentena que rige hasta el 7 de junio es más estricta en esa zona.

Contagios disparados en los barrios humildes

La situación es especialmente delicada en los asentamientos humildes conocidos como villas miseria, con algunas de ellas en las que los contagios por coronavirus se han disparado en las últimas semanas, mientras también crecen a un ritmo alto en el resto de la capital.

El jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, alertó este lunes de un aumento «muy significativo» de los casos de la COVID-19 en la capital, en especial en sus barrios más vulnerables, donde se registró el 60% de los contagios de las últimas 24 horas, informa Europa Press.

«Es un tema de enorme preocupación», dijo Larreta durante el acto de homenaje por el 210 aniversario de la Revolución de Mayo, celebrado en la plaza homónima situada en pleno centro de Buenos Aires.

Larreta explicó que los casos «se multiplicaron por seis en los últimos 15 días» y advirtió de que seguirán creciendo, pues no se atreve a decir que la ciudad haya pasado ya el pico de contagios.

Villa aislada

En una villa miseria llamada Villa Azul, situada entre los municipios de Quilmes y Avellaneda, en el sur del Área Metropolitana de Buenos Aires, un operativo llevado a cabo por el Gobierno del peronista Alberto Fernández, la provincia de Buenos Aires y los municipios cerró este lunes el barrio ante el aumento de contagios, informa Efe.

Según un comunicado del municipio de Quilmes, se dispuso el aislamiento comunitario estricto durante 15 días, tras los cuales habrá una evaluación sobre los resultados obtenidos.

Todas las personas de la villa son consideradas «contacto estrecho» de alguno de los casos de coronavirus confirmados y nadie podrá salir «salvo criterio sanitario».

Las autoridades proporcionarán «comida, elementos de limpieza, desinfección e higiene personal» a los vecinos, el Ministerio de Salud instalará dos módulos sanitarios dentro del barrio y habrá 100 agentes por turno desplazados en el lugar.

Protestas contra la cuarentena

Mientras el Ejecutivo decidió ampliar la cuarentena obligatoria hasta el próximo 7 de junio, y este lunes un grupo de decenas de personas se manifestó en el centro de Buenos Aires para protestar contra el aislamiento social obligatorio, que se endureció a partir de hoy en la capital.

También en la localidad de Mar del Plata, en la provincia de Buenos Aires, pero a centenares de kilómetros de la capital, hubo una protesta desde vehículos por parte de personas que quieren reanudar sus actividades comerciales.