En España he visto llorar a niños por no querer merendar

1537

Caracas es hoy por hoy la ciudad más violenta del mundo, cuya causa principal es la miseria. Con 50 asesinados diarios y más de 21.000 en este año, la Fundación por la Dignidad Sagrada de la Persona, que reúne a madres y victimas de la violencia, tiene una palabra que hacer oír. Nos lo cuenta Blasina, una de sus fundadoras.

Lo que antes no veía ahora lo veo. Cuando vine a Europa la primera vez no veía, pero ahora veo las diferencias entre los países empobrecidos y enriquecidos gracias a que me he promocionado en la formación militante. Por esa promoción militante decidimos lanzar la Fundación por la Dignidad Sagrada de la Persona. Porque teníamos que hacer de nuestro dolor una palanca de acción contra las causas del mismo.

Con 12 millones de armas y fuertes niveles de pobreza, unidos a la falta de la referencia del padre hay un ambiente propicio para que los jóvenes se eliminen entre ellos. Es mas limpio para el gobierno y el imperialismo que los pobres se eliminen unos a otros. Hay un circulo vicioso donde no hay animo para reclamar nada. Hay madres de asesinados que lo son también de asesinos. A las acciones de la fundación van también madres de algunos muchachos que mataron, robaron… Al sentimiento de dolor se le una la vergüenza… pero salir a la calle nos ayuda a enfrentarlo.

Existe una corrupción policial que también asesina. La ausencia de la madre porque debe trabajar todo el día… barrios sin escuela pero con 11 prostíbulos son un ambiente de miseria propicio para responder con esa violencia. Sabemos que el Movimiento Obrero también sufrió esas agresiones y lucho contra el alcoholismo, lucho porque hubiera prensa y asociaciones y escuelas.

Ojalá se cierre pronto la fundación. Será señal que la violencia se acabó.

La fundación trabaja por la reconciliación para construir otra conciencia social diferente. La autoridad politica mas cercana solo quiere como mucho resolver los casos… pero del resto de reivindicaciones no quiere saber nada; ni de más escuelas, ni del fin de la impunidad…. Un asesinado allá no es un delito si no hay por medio una denuncia. Esto es así por  la corrupción que hace que no les interese investigar. Además también es mentira que investiguen si hay denuncia.

Del Gobierno de Maduro esperamos nada. Solo hay un aumento del enfrentamiento hasta en las propias familias. Capriles como respuesta es otra mentira. Es necesario para salir de la dictadura pero no para apoyarlo.

La fundación no solo somos madres, también hay otras personas que colaboran; hay unos muchachos que estudian derecho en la universidad colaboran con nosotros gratuitamente. También nos sentimos muy apoyadas por vecinos y amigos del Movimiento Cultural Cristiano que nos animaron y apoyaron en poner en marcha la fundación. Allá no todo el mundo ve bien esta lucha. Hay gente que le echa la culpa a Dios, las sectas evangélicas dicen que eso tenía que pasar que estaba en la Biblia. Y tenemos que responderles.

Tenemos que vencer el miedo y la vergüenza. Preparamos muy bien lo que decimos en los medios de comunicación porque, por ejemplo, Globovisión nos saca los actos a nivel nacional y conforme se extiende la información nos sentimos amenazadas. Miedo de verdad tenemos a la policía. Algunas madres tienen miedo de que las reconozcan.

También nos surgen contactos de otros grupos de madres por el país. Por ejemplo en Caracas, madres de un barrio se enfrentan directamente a los muchachos del otro a pedirles que cesen los enfrentamientos. Nos hemos encontrado para poner en común las experiencias.

Yo les invito a ir, todas las colaboraciones son necesarias, no hemos de tener miedo… Allá hay una canción que dice que los que mueren por la vida no pueden llamarse muertos.

Aquí, en España, he visto a los niños llorar porque no querían tomar el cacao y el pan de la merienda… allá lloran porque no tienen cacao ni pan.